Es indudable que las ventanas vestidas sólo con visillos resultan sencillas y frescas, pero además son originales, porque hoy en día los visillos nos se suelen utilizar como “protagonistas”, sino que  en la mayoría de los casos van acompañados por cortinas o caídas en las que recae la atención de la composición.

En este artículo, te voy a explicar cómo en determinadas ocasiones las ventanas vestidas sólo con visillos, son una fantástica elección, y la demostración palpable de que a veces “menos es más”, sobre todo cuando se quiere destacar una pared completa, de lado a lado y sin interrupciones.

Para abrir boca

Según la wikipedia, los visillos son cortinas de tela fina que permiten el paso de la luz de forma velada y no impiden totalmente la vista. Por tanto, se confeccionan en tejidos transparentes o translúcidos, entre los que han destacado tradicionalmente el hilo, el lino, la muselina, la gasa, la organza, el tul y el encaje. Actualmente hay muchos tejidos con parte de poliéster, que también resultan sumamente atractivos y funcionales.

Los visillos encajan a la perfección en espacios pequeños, ya que ocupan menos volumen que unas cortinas normales, y también son muy prácticos en cocinas y baños.

Sin embargo, en este artículo, como podrás comprobar a medida que leas, no quiero centrarme en este uso convencional de los visillos, en estancias en las que se intenta ahorrar espacio, sino que he seleccionado una serie de ambientes en los que los visillos son los protagonistas absolutos por derecho propio, aunque no haya problemas de espacio.

Ventanas vestidas sólo con visillos en ambientes llenos de glamur

Gracias a la delicadeza de su tejido, los visillos son una elección perfecta tanto cuando aparecen totalmente desplegados y crean una sensación envolvente de la luz en el espacio, como cuando aparecen recogidos de alguna forma especial y crean formas sugerentes en su caída.

A continuación te enseño tres ambientes que gracias a la presencia de visillos, desplegados o recogidos, están llenos de glamur y distinción.

 

Un dormitorio blanco deslumbrante

 

Visillos con galería corrida en dormitorio blanco“La personalidad de este dormitorio reside en la pureza del color blanco, reforzada por la difusión de la luz natural que permiten sus visillos y el reflejo de la misma que se consigue con su pavimento de madera blanca pulida brillante.

Los tres elementos decorativos que más destacan por la superficie que ocupan, son el maxi cabecero tapizado, la pared empapelada con un papel de texturas que crea cuarterones de madera, y el lineal de pared ocupado por los visillos corridos, sin interrumpirse en la zona central que separa los dos huecos acristalados.”

 

Una bañera para sentirse en el séptimo cielo

 

Visillos rodeando una bañera exenta

 

“Evidentemente, en las casas de hoy en día no es normal poder disponer del espacio suficiente para tener una bañera exenta. Pero si te puedes permitir ese lujo, creo que es una fantástica idea utilizar un recinto de visillos como el que aparece en la fotografía, en el que se cubre a la vez la ventana y se rodea la bañera, recreando un ambiente íntimo y sugerente.”

 

 

Un comedor principesco

 

Visillos en ventanales verticales“Si vives en una casa antigua rehabilitada, probablemente tengas el privilegio de tener techos altos. Puede que además los huecos acristalados de tu casa sean bastante verticales, como los del comedor de la fotografía.

En este caso, creo que debes considerar seriamente los visillos como la mejor opción para vestir tus ventanas, ya que gracias a la ductilidad de su tejido podrás jugar increíblemente con ellos a la hora de recogerlos con alzapaños, y conseguir composiciones y simetrías realmente impactantes, a pesar de su sencillez.”

 

Paredes de cristal vestidas sólo con visillos para tener continuidad

Tanto en la fotografía principal de este artículo, en la que aparece un porche acristalado, como en la del salón que te muestro a continuación, en un edificio cuya fachada es de muro cortina, el sistema elegido para vestir las paredes de cristal son unos visillos continuos, de forma que se reproduce en el interior la misma sensación de continuidad que el cristal aporta en el exterior.

 

Visillos en salón con muro cortina

 

Hay otras opciones interesantes para vestir interiormente las paredes de cristal, tales como paneles japoneses, estores enrollables, persianas venecianas o cortinas verticales, pero ninguna logra la misma sensación de continuidad que los visillos.

No obstante, no resultan prácticas las ventanas vestidas sólo con visillos cuando éstas no disponen de persianas exteriores, y lo mismo, pero agravado, es aplicable a las paredes de cristal, en las que es más que conveniente un sistema de protección solar. Por tanto, si éstas no disponen de persianas exteriores, mi recomendación es que recurras a persianas venecianas o cortinas verticales que te permitan graduar la radiación solar y te protejan del exceso de luz y de calor.

Ventanas vestidas con visillos modernos especiales

En esta última selección de espacios con ventanas vestidas sólo con visillos, me he concentrado en visillos modernos, que se apartan de los visillos lisos y blancos que estamos acostumbrados a ver y que te he enseñado en las fotografías anteriores.

A continuación te enseño unos visillos con estampado de hojas de colores, unos visillos en color gris antracita con una textura vaporosa y con muy buena caída, y por último unos visillos blancos con aplicaciones bordadas de círculos.  Te recomiendo que te fijes en los tres ambientes porque son muy especiales, y que tengas en cuenta que si te decantas por unos visillos con tela estampada, quizás te valga la pena restarles un poco de fruncido para que los dibujos se ven un poco mejor.

 

Un cuarto de costura lleno de encanto

 

Visillos estampados de colores

 

“A pesar de lo pequeño que es este cuarto de costura está lleno de encanto, gracias a su luminosidad, a sus muebles sencillos y ligeros y, sobre todo, a los visillos con estampado de hojas que ponen una nota de color dinámica y alegre.”

 

 

 

 

Un dormitorio principal sobrio y elegante

 

Visillos modernos para dormitorio principal

 

“En este dormitorio, en el que la paleta de color dominante es la de los grises oscuros, se respira una atmósfera sobria pero a la vez envolvente, gracias al juego de texturas de la pared del cabecero, revestida por completo con papel pintado, la moqueta lisa y los visillos de color gris antracita, que recubren de lado a lado la pared de la ventana.”

 

 

 

Un dormitorio principal moderno, luminoso y equilibrado

 

Visillos modernos blancos“ Todo en este dormitorio es luminosidad y equilibrio. Las mesillas de metacrilato, las lámparas de noche con peana de mosaico nacarado, y el cabecero plateado, son ligeros visualmente a la vez que especiales.

Los visillos blancos con aplicaciones bordadas de círculos están perfectamente coordinados con las puertas de espejo del armario, con motivos de madera también en círculos. Por último, la maxi-alfombra blanca de pelo mullido aporta al conjunto el contrapunto de calidez necesario”

 

 

Espero que este artículo te haya aportado ideas útiles en cuanto a cómo podrían quedar tus ventanas vestidas sólo con visillos y que compartas la idea de que a veces “menos es más”, y la sencillez no sólo no está reñida con un buen resultado, sino que en la mayoría de los casos es la clave del mismo.

Si te animas a decantarte por esta opción, y te apetece ver visillos “en vivo y en directo”, y apreciar la caída de sus tejidos, estaremos encantados de recibirte en nuestra tienda-estudio de entrecolores, en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas, o resolverte cualquier duda por teléfono o correo.

 

¿Crees que las ventanas vestidas sólo con visillos pueden resultar atractivas? Si la respuesta es positiva y te ha gustado mi explicación, suscríbete a nuestra newsletter y recibirás todos los artículos de decoración que vamos publicando. ¡¡¡Gracias por tu confianza!!!