Entradas

PUERTAS LACADAS EN BLANCO: ¡Una pequeña reforma que lo cambia todo!

Cambiar tus puertas actuales por puertas lacadas en blanco es una de las reformas más sencillas, rápidas y efectivas que puedes realizar para cambiar por completo el aspecto de tu casa.

En este post te voy a explicar, apoyando mis argumentos en fotografías, las razones por las que las puertas lacadas en blanco resultan muy recomendables desde un punto de vista decorativo.

Además, te voy a contar pequeños trucos para aumentar el impacto positivo de las puertas lacadas en blanco. Todos ellos están testados en proyectos decorativos que hemos realizado para nuestros clientes y ellos han quedado encantados con el resultado conseguido.

UTILIZA PUERTAS LACADAS EN BLANCO PARA GANAR LUMINOSIDAD EXTRA

Si bien las puertas lacadas en blanco aportan luminosidad en cualquier circunstancia, resultan especialmente útiles en zonas oscuras, estrechas y difíciles de decorar, como habitualmente son los pasillos y recibidores.

Además, con la idea de ganar luminosidad, te recomiendo que en el caso de puertas que separen pasillos o recibidores de otras estancias con iluminación natural, utilices puertas lacadas en blanco con vidrieras, para que puedas sacar el máximo partido de la circulación de la luz.

Otra idea que te recomiendo aplicar, siempre que te sea posible, es utilizar puerta corredera en vez de abatible, para separar el salón del hall o recibidor. Así ampliarás el hueco de conexión y obtendrás una mayor sensación de amplitud.

Puerta corredera lacada en blanco con vidriera

APROVECHA LA VERSATILIDAD DECORATIVA DE LAS PUERTAS LACADAS EN BLANCO

Otra de las ventajas indudables de las puertas lacadas en blanco es su versatilidad decorativa. Quedan igual de bien en estilos clásicos que en estilos modernos, y de hecho, son perfectas para decoraciones eclécticas que mezclan elementos antiguos y modernos.

Igualmente, las puertas lacadas en blanco combinan con cualquier tipo de pavimento, sea mármol, porcelánico o tarima. En este último caso, dependiendo de que el color de la tarima sea más claro o más oscuro, se conseguirá un efecto más natural o más sofisticado.

Si te fijas, percibirás cómo son los pequeños detalles como los picaportes, las molduras, los cercos o las jambas de las puertas los que realmente determinan su coherencia dentro del ambiente en el que se utilizan.

A continuación te muestro una casa antigua, en la que se combinan elementos clásicos como la altura de techo, las puertas antiguas y la tarima recuperada, con elementos de mobiliario muy modernos.

Puertas antiguas lacadas en blanco
En este caso,  se han restaurado las puertas antiguas existentes, lacándolas en blanco. Así, se han conservado puertas de muy buena calidad preservando el valor estético de su formato de doble hoja, sus picaportes, molduras y cercos.

SACA PARTIDO A TUS PUERTAS ANTIGUAS LACÁNDOLAS EN BLANCO

Cuando quieras lacar puertas que ya tienes, como el caso de la vivienda anterior, es probable que te pueda interesar recurrir a un lacado “in situ”, es decir, realizado en tu propia casa en vez de en taller.

Si bien ganarás en rapidez y ahorrarás coste, has de tener en cuenta que el acabado no será igual de liso y uniforme, como un lacado al horno. En realidad, no será propiamente un lacado, sino un semi-lacado.

Tanto si lo haces personalmente como si recurres a profesionales, es aconsejable que las puertas se desmonten. En el proceso, habrá que lijar las puertas, arreglar desperfectos con masilla, utilizar una base de imprimación y luego varias manos de pintura de laca epoxi, aplicada con pistola o con rodillo.

GANA LIGEREZA EN TUS PAREDES CON PUERTAS LACADAS QUE PASAN INADVERTIDAS

Otra de las ventajas de las puertas lacadas, especialmente en pasillos o en puertas de armario, es que si su color es igual o parecido al de las paredes en las que se insertan, pasan bastante inadvertidas.

Personalmente, creo que este recurso decorativo es esencial para ganar ligereza y sensación de amplitud, orden y limpieza. Y si bien estas sensaciones son positivas en cualquier vivienda, todavía tienen más valor en casas pequeñas donde es importante combatir la sensación de falta de espacio.

Por ejemplo, observa el armario corrido que te enseño a continuación y comprueba como a pesar de su tamaño no “se viene encima”, sino que se mimetiza con la pared.

Puertas de armario empotrado lacadas en blanco

Y PARA TERMINAR: TRES TRUCOS QUE SACARÁN EL MÁXIMO PARTIDO DE TUS PUERTAS LACADAS EN BLACO

Sean modernas o antiguas tus puertas lacadas en blanco, ten en cuenta los tres trucos que te voy a contar a continuación. Como te decía al principio de este artículo, nosotros los hemos puesto en práctica en muchos de los proyectos decorativos que hemos realizado y nuestros clientes han quedado realmente satisfechos.

Un rodapié de gran formato aporta un toque de distinción y calidad.

Más allá de que el rodapié sea liso o tengo algún tipo de moldura o acanaladura, el elemento más distintivo es su altura. Los rodapiés normales miden 7 cms u 8 cms de alto. Si en vez de utilizar un rodapié normal, utilizas un rodapié de 12 cms (o incluso más si tus techos son altos), comprobarás que el impacto visual no tiene nada que ver. Tu casa transmitirá calidad.

Rodapié lacado blanco de gran formato

Lleva tus puertas hasta el techo y ganarás originalidad y sensación de altura

Aunque llevar las puestas hasta el techo conlleva más coste y una reforma un poco más compleja, puesto que hay que ampliar los huecos, la verdad es que el resultado compensa en la mayoría de los casos.

Hay dos opciones para “llevar las puertas al techo”: hojas de puerta que lleguen hasta el techo o complementar la puerta con un elemento fijo. Ambas quedan muy bien.

En este sentido, te invito a que observes la siguiente fotografía, en la que te muestro un pasillo con puertas cuyas jambas llegan hasta el techo pero sus hojas son de tamaño normal, complementándose el hueco entre hojas y techo con elementos fijos.

Puertas lacadas en blanco hasta el techo

Utiliza el RAL 9010 y consigue modernidad y calidez al mismo tiempo

Cuando se piensa en el color blanco, cuesta imaginarse los múltiples matices y variantes de este color. Para comprobarlo, no tienes más que revisar las diferentes opciones de blanco que te ofrece la carta RAL.

“Para gustos no hay anda escrito”, pero personalmente, mi preferido es el RAL 9010, que no es un blanco puro, sino un blanco marfil o perla que resulta mucho más cálido que el blanco puro y por tanto se aleja de la frialdad de laboratorio o de hospital que el blanco puro puede transmitir. Casi todas las fotografías elegidas para ilustrar este artículo, y en concreto la del pasillo de arriba, muestran puertas con el RAL 9010.


Si quieres hacer una reforma de puesta a punto de tu casa, te invitamos a que te acerques a nuestra tienda-estudio de entrecolores en Alcobendas.Te daremos ideas sobre puertas lacadas en blanco o sobre otras pequeñas (o grandes actuaciones) que pueden transformar tu casa.

Esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad. Si es así, te agradeceremos muchísimo que lo compartas en tus RRSS o que nos hagas una reseña positiva en nuestra ficha de google.

¡Gracias!

5 ACTUACIONES RÁPIDAS Y BARATAS PARA REFORMAR UN PISO PARA ALQUILAR

Invertir en reformar un piso para alquilar, puede ser una decisión muy inteligente, tanto desde la perspectiva del arrendador o casero, como desde la perspectiva del arrendatario o inquilino.

Si eres el propietario o arrendador, de esta forma conseguirás alquilarlo mucho mejor, puesto que podrás obtener una renta más alta y además acortarás el tiempo que tardas en encontrar inquilino.

Si eres el inquilino, teniendo claro a priori el coste de la reforma a realizar, podrás negociar con el arrendador un tiempo de carencia, es decir, meses sin pagar la renta, y una rebaja en la renta, para compensar la inversión que  va a quedar hecha en el piso una vez tú lo dejes y que inicialmente asumes tú.

En este artículo voy a hablarte de 5 actuaciones muy sencillas y con poco coste, que tienen un impacto inmediato para hacer mucho más apetecible una vivienda. Terminaré contándote qué pequeñas cosas puedes hacer tras la reforma, para ganarte la confianza de tu inquilino desde el principio.

 

5 actuaciones muy sencillas para reformar un piso para alquilar y hacerlo apetecible

Las 5 actuaciones que te voy a proponer persiguen dos objetivos. Primero, aumentar la sensación de luminosidad de la vivienda, utilizando materiales claros que además agranden visualmente el espacio, y segundo, aportar algún elemento de diferenciación que redunde en el confort diario y en la disminución del consumo energético.

 

1.- Pinta de color claro y neutro la pared

Una vivienda recién pintada transmite de por sí sensación de limpieza y “olor a nuevo”. Además, si eliges un color claro y neutro, conseguirás aumentar la percepción de luz y crearás la base ideal para cualquier tipo de decoración, independientemente de los gustos personales.

El blanco es un color perfecto, que además admite un montón de matices, gris claro, beige, azulado, verdoso, etc. Lo importante si incorporas un matiz de color es que no sea oscuro ni muy saturado, para que no condicione la decoración.

 

2.- Instala un suelo laminado claro y resistente

Los suelos laminados ofrecen infinidad de diseños, resultan muy resistentes a impactos y a arañazos, y son prácticamente inalterables a la luz con el paso del tiempo. Para uso doméstico, con que elijas un suelo de dureza AC-3, es suficiente. Menos no te recomiendo, aunque sean más baratos.

Para terminar con sus “bondades”,  tienen un coste bastante asequible y son de muy fácil y rápida instalación (un día o día y medio para un piso de tres dormitorios).

Elige uno de los muchos acabados claros que existen actualmente, como el roble, el fresno o el pino. Además, ahora también los hay con efecto cepillado.

 

3.- Instala puertas lacadas o cepilla y laca in situ las puertas barnizadas

La utilización de puertas blancas, es otro elemento para aumentar la sensación de luz y amplitud del piso.

 

Puertas lacadas y tarima laminada clara

 

En la actualidad existen puertas lacadas blancas bastante asequibles, desde 150 € la unidad, pero si te parece un coste alto, siempre puedes recurrir a transformar las puertas actuales, lijándolas y aplicándolas manos de imprimación y de esmalte de laca satinado de poliuretano.

Si te parece un trabajo que requiere demasiado tiempo y habilidad, en entrecolores tenemos un servicio de “puesta a punto”, con operarios muy manitas y cuidadosos que pueden lacar in situ las puertas.

 

4.- Instala una buena ducha con grifería termostática, un buen rociador y una mampara estanca

Piensa en qué es lo que más valoras cuando buscas un hotel o un apartamento de vacaciones, además, claro está, de su ubicación. Probablemente hayas contestado como la mayoría de las personas: una buena cama y una buena ducha.

De la cama no te voy a hablar, porque muchos inquilinos prefieren pisos sin amueblar y llevar sus propios muebles, en especial su propia cama, con un colchón que les satisfaga.

Pero la ducha no se puede transportar y sin embargo la usamos a diario y redunda directamente en nuestro bienestar y confort.

Por eso, un piso con una buena ducha, aunque el resto del baño no esté reformado ni tenga los acabados más modernos, ya cuenta con un elemento diferencial muy importante.

Recinto de ducha con mampara y rociador

 

Aunque cada persona puede tener su propia opinión de qué es una buena ducha, yo creo que más importante que las dimensiones del plato, que dependerán lógicamente del espacio disponible, es el hecho de disponer de una grifería termostática que mantenga la temperatura elegida, un buen rociador fijo que pueda difundir con fuerza el agua y una mampara estanca que permita ducharse con tranquilidad, sin estar pendiente de no derramar agua fuera del recinto de la ducha.

Sustituir la bañera por un plato de ducha o mejorar el recinto de ducha con los elementos que te he descrito, también es una reforma rápida y sencilla, en la que sin duda tienes que pensar al reformar un piso para alquilar.

 

5.- Instala una buena iluminación artificial con bombillas led

Un piso con una buena iluminación artificial resulta mucho más atractivo que un piso con una iluminación pobre.

Si además la iluminación es con bombillas LED (o diodos emisores de luz), éstas durarán mucho (hasta 50 años) y consumirán muy poco (hasta un 80% de ahorro con respecto a las bombillas normales). En definitiva, que la iluminación sea con bombillas led supone un argumento diferencial importante, de cara al inquilino.

El precio medio de las bombillas led de hogar es de unos 7 € en la actualidad, es decir, bastante más que el de las bombillas normales e incluso que el de las bombillas de bajo consumo, pero son mucho más sostenibles energéticamente y no tienen residuos contaminantes.

Hay gran variedad de bombillas led, pero para uso doméstico, te recomiendo las de las siguientes características:

  • Con 3 ó 5 leds (hay hasta series de 20 leds)
  • Con material de alta densidad (a más densidad más luz y más eficiencia)
  • De unos 12 w (los vatios miden el consumo) que equivale a 850 lúmenes (los lúmenes miden la cantidad de luz), que sustituiría a una bombilla normal de 60 w.
  • Con un ángulo de apertura de unos 120º, es decir, para iluminación general y no puntual. Para iluminación puntual o tipo foco, el ángulo debe ser de unos 40º.
  • Con una temperatura kelvin de 4500 k para baños y cocinas (color blanco puro) y 3000 k para salones y dormitorios (blanco cálido más tenue y de ambiente).

Más allá de la reforma: Generar CONFIANZA

Cuando alquilas un piso, se inicia una relación entre propietario e inquilino. Como en toda relación, la CONFIANZA es un elemento esencial tanto para iniciar la relación como para que ésta perdure. Y si ambas partes están cómodas, propietario e inquilino, ambas partes salen ganando.

Al propietario le resultará mucho más ventajosa su inversión cuanto menos tiempo tenga el piso desocupado y cuanta más seguridad tenga en el cobro de la renta, por lo que encontrar un buen inquilino es lo mejor que le puede pasar.

Por su parte, si el inquilino encuentra un piso de su gusto que transmite una sensación de estar cuidado, estará mucho más incentivado a firmar el alquiler y a cuidar también por su parte el piso alquilado, evitando nuevas mudanzas que siempre resultan incómodas y trabajosas.

Por tanto, si eres el propietario, te recomiendo tener en cuenta pequeñas cosas que puedes hacer tras reformar un piso para alquilar, que sin duda van a transmitir una imagen tuya que genere CONFIANZA en tus potenciales inquilinos:

1.- Mantén los espacios de almacenaje vacíos y limpios, como muestra de respeto

Independientemente de que alquiles el piso con muebles o sin muebles, procura que no tenga ni adornos ni objetos personales, como fotografías, libros o CD´s.  Es decir, que si tiene librerías, estanterías, o mobiliario con cajones, todos ellos estén vacíos y limpios, prestos a acoger las pertenencias del nuevo inquilino, haciéndole sentir que “estrena” su casa y no que “invade” casa ajena.

2.- Repasa persianas, tiradores y toalleros, como muestra de atención a los detalles

Ir a subir una persiana y encontrársela descolgada, o con la polea floja, demuestra falta de interés por mantener el buen estado de las cosas. Lo mismo ocurre con pomos de puertas, anclajes o toalleros medio descolgados.

En definitiva, una puesta a punto” de todos estos pequeños elementos dice mucho del propietario del piso y es una forma de exigir, sin necesidad de palabras, un comportamiento cuidadoso también al inquilino.

 

3.- Instala estores enrollables blancos en las ventanas, para dar un toque de hogar actual

Así como muchos inquilinos prefieren alquilar pisos sin muebles para utilizar su propio mobiliario, cualquier inquilino agradecerá encontrarse las ventanas vestidas de forma actual.

En mi opinión, la mejor opción para vestir las ventanas de un piso de alquiler es utilizar estores enrollables blancos, que dan un toque moderno a la decoración a la vez que resultan resistentes y fáciles de limpiar.

4.- Procura que el piso esté limpio, huela a limpio y esté ventilado: el olor importa mucho

El olfato es un sentido un tanto olvidado que, sin embargo, condiciona mucho más de lo que pensamos nuestras decisiones.

Presta atención a este sentido, y procura que tu piso cause una buena impresión no sólo de vista sino también de olfato.

Espero que estas sencillas pautas para reformar un piso para alquilar y para generar confianza desde el principio, te ayuden a encontrar o a tu inquilino perfecto o a tu casero perfecto.

En entrecolores nos podemos ocupar tanto de la reforma de tu piso (pintura, instalación de suelo laminado, sustitución de la bañera por ducha, etc), como de su decoración y de los pequeños trabajos de puesta a punto.

Estaremos encantados de recibirte tanto en nuestra web como en nuestra tienda-estudio de reformas y decoración situada en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas, y asesorarte y darte presupuesto de cualquier cosa que necesites.

 

¿Crees que reformar un piso para alquilar merece la pena? Si la respuesta es positiva y te ha gustado mi explicación, comparte este artículo en tus RRSS. ¡¡¡Gracias por tu confianza!!!