Entradas

ALFOMBRAS PARA SALONES DE ESTILO NÓRDICO: las aliadas perfectas

Las alfombras para salones de estilo nórdico son las aliadas perfectas para aportar ese punto de calidez que requieren los hogares confortables y evitar el error más repetido en los ambientes de estilo nórdico, caer en el aburrimiento y la frialdad.

Hecha la advertencia anterior, personalmente he de decir que me encuentro muy a gusto en ambientes de estilo nórdico, porque me resultan muy relajantes y serenos. Además, pienso que el estilo nórdico es perfecto para salones grandes, como el de la fotografía principal de este post, y también para salones pequeños, como los que te muestro en otras fotografías.

Por tanto, si tú también quieres decorar tu salón dentro de estilo, creo que te resultará muy fácil, e incluso divertido, elegir la alfombra para tu salón teniendo en cuenta 4 pautas muy sencillas que te voy a explicar.  Obtendrás un resultado muy atractivo que no sólo estará de plena de moda hoy, sino que también lo estará en el futuro.

1º) Visualiza la alfombra dentro del salón completo

Al elegir cualquier alfombra es muy importante que la visualices dentro del entorno en el que va a ser colocada, y en los salones de estilo nórdico, caracterizados por poco mobiliario y de líneas ligeras, esto es todavía más importante, ya que la alfombra cobrará más protagonismo que en otros estilos decorativos.

Ten en cuenta el color del suelo (que en la mayoría de las ocasiones será de madera), el color de las paredes (en el que predominará el blanco y otras tonalidades neutras) y el color de los sofás y sillones, que también en la mayoría de los casos será de tono neutro. Busca una alfombra que entone con la gama cromática del conjunto, pero que no llegue a mimetizarse hasta “desaparecer” y aburrir.

Seguro que lo puedes conseguir con alfombras sencillas, lisas o casi lisas, en las que el toque diferencial no viene tanto de su color como de su textura original, o con alfombras de motivos geométricos en las que predominen las tonalidades neutras.

Asimismo, presta atención a detalles de mobiliario como las patas de sillones o de mesas auxiliares de centro, ya que, como te explicaré más adelante, te pueden dar la clave para elegir la alfombra perfecta para ese entorno.

2º) Enriquece las alfombras lisas para salones de estilo nórdico con texturas llenas de personalidad

Cuanto más lisa sea la alfombra y su color esté menos contrastado con la tonalidad predominante en el resto de elementos del salón, más importante es que su textura tenga personalidad.

Alfombras de fibras naturales para salones de estilo nórdico

En general, las alfombras de fibras naturales son perfectas como alfombras para salones de estilo nórdico. En particular, en el caso del salón de la fotografía principal de este post, el color tostado de la alfombra supone un contrapunto relajado al color más oscuro del suelo de tarima y su textura combina perfectamente con la de los sillones del fondo o el macetero cilíndrico de ratán. Es decir, se consigue un conjunto muy armonioso y equilibrado, que es una de las características principales del estilo nórdico.

Alfombras para salones de estilo nórdico con nudo grueso

En el salón de la fotografía que te muestro a continuación, se ha utilizado una alfombra de color beige de nudo grueso. El color beige de la alfombra crea un ligero contraste con el gris del sofá y de los sillones, y con el color miel del haya del suelo y los listones verticales separadores. Pero en mi opinión, lo más relevante que aporta la alfombra es el contraste entre su textura con relieve y con irregularidades, y la textura completamente lisa y regular del resto de piezas de mobiliario y del suelo.

Alfombra beige de nuedo gordo

3º) Explora el potencial de los pequeños detalles de tu mobiliario y encuentra un nexo de unión con tu alfombra

Este ejercicio de exploración que te propongo, a la hora de elegir alfombras para salones de estilo nórdico, te puede resultar muy divertido y puede aportar un toque realmente diferencial a tu salón.

Como no hay nada mejor que un ejercicio práctico para entender una idea, te propongo que estudiemos las dos fotografías que he seleccionado a continuación. Vamos a seguir jugando con el color de la alfombra en relación a su entorno, pero ahora no vamos a prestar tanta atención a su textura sino a su greca o a su ligero estampado, que estarán conectados con el color y la forma de algún elemento de mobiliario.

Alfombra de keplan: ¿qué te parece el conjunto de la greca marrón y las patas de hierro de la mesa?

Alfombra vinílica kp de keplan, con centro tostado y greca marrón

La alfombra de este salón es una alfombra vinílica y en concreto es una alfombra de keplan. Este tipo de alfombras resulta enormemente práctico y resistente, ya que cualquier mancha se pueden lavar en el acto pasando una simple bayeta.

Como puedes comprobar, el color tostado del centro de la alfombra delimitado por la greca marrón oscura, aportan el marco perfecto para la mesa auxiliar de centro, cuya bandeja superior también es tostada y cuyas patas son rectilíneas y de hierro oscuro, en perfecta armonía con la greca de la alfombra.

Alfombra de apariencia rústica: ¿te gusta la combinación del zig-zag negro de la alfombra con las patas de los sillones?

Alfombra de apariencia rústica con fleco largo

La alfombra de este otro salón, para alguien ajeno al interiorismo, podría resultar una elección arriesgada y un poco fuera de sitio. Para mí, es una elección magistral.

Por una parte, la alfombra rompe el formalismo del salón, aportando un punto desenfadado y rústico, gracias a su diseño sencillo y a sus flecos largos. Por otra, resulta coherente dentro del salón, gracias a su ligero estampado con una línea negra en zigzag sobre el fondo color hueso, que da continuidad a las patas metálicas curvas de los dos sillones de cuero.

4º) Convierte el salón con mobiliario más sencillo y ligero en un “salón 10” con una alfombra de estampado geométrico

Para que entiendas esta última recomendación he seleccionado dos fotografías que muestran dos salones o zonas de estar bastante pequeños y con mobiliario sumamente sencillo.

Como podrás comprobar, la impresión que transmiten los dos ambientes es cálida y positiva, y cuando los ves no percibes ni su tamaño reducido ni la falta de calidad de su mobiliario, sino que prevalece la sensación de luz, confort y conjunto cuidado. En ambos es fundamental la alfombra seleccionada, como te explico a continuación.

Alfombra de franjas horizontales con estampado geométrico

Alfombra de franjas geométricas con colores neutros

En el pequeño salón de la fotografía superior, el juego del estampado geométrico de las distintas franjas de la alfombra consigue vestir el espacio, que, de otra forma, dada la escasez de mobiliario y elementos ornamentales, quedaría frío y desnudo. Fíjate también en el juego de colores neutros de la alfombra, que evitan que ésta “pese” demasiado dentro del conjunto.

También llamo tu atención sobre el tándem perfecto que forman la alfombra y las persianas venecianas de lamas blancas con cinta decorativa.

Alfombra con estamapdo geométrico de romboides

Alfombra de motivos geométricos

Para terminar, en la fotografía de arriba te muestro el efecto que consigue una alfombra de estampado geométrico con combinación de romboides de distintos colores.

Aunque los colores predominantes son el blanco y el gris-antracita, son fundamentales los pocos romboides de color mostaza que hay, ya que consiguen elevar la temperatura visual del ambiente.

Fíjate en la perfecta coordinación entre el estampado de la alfombra y el ligero estampado del papel pintado de la pared del sofá, con una retícula geométrica de efecto tridimensional. Para terminar, observa la importancia de pequeños detalles como la colección de láminas, los sillones de mimbre, los cojines o las dos estanterías colgadas. Todo está pensado para lograr un conjunto ligero y equilibrado.

Espero que este artículo sobre alfombras para salones de estilo nórdico te haya resultado de interés y utilidad.

Si quieres profundizar sobre cualquiera de los aspectos tratados en el post o ver y tocar alfombras para tu salón de estilo nórdico, no dudes en contactar con nosotros o acercarte a nuestra tienda-estudio del Pº de la Chopera 190 de Alcobendas. ¡¡¡Te esperamos en “entrecolores”!!!.

ALFOMBRAS PARA SALÓN: Un complemento imprescindible

Las alfombras para salón son un elemento de decoración esencial, ya que contribuyen a hacer mucho más cálida esta pieza de nuestros hogares, aportando textura y colorido.

En este artículo, me voy a centrar en alfombras para salón estampadas, ya que en artículos anteriores ya te he hablado de las alfombras lisas para salón, que resultan muy versátiles y encajan en todo tipo de estilos decorativos. Si a ti te interesan las alfombras lisas, te recomiendo que prestes atención a las posibilidades que te ofrecen las alfombras efecto seda y las alfombras de fibras vegetales.

Asimismo, cuando en este artículo utilizo la expresión “alfombras para salón”, me refiero específicamente a alfombras para la zona de sofás, o living room como dirían los ingleses o americanos. Si tú estás buscando alfombras para comedor, te recomiendo que leas un post anterior dedicado a este tema.

 

Algunos aspectos prácticos que te conviene saber al elegir alfombras para salón

Las dos preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes cuando están buscando alfombras para salón son las siguientes:

¿Qué medidas debe tener una alfombra para salón?

Las medidas de la alfombra vienen muy determinadas por la disposición del mobiliario y por la delimitación espacial de las diferentes zonas del salón.

La medida estándar por excelencia es de 1,70 m x 2,40 m, que se adapta muy bien para la combinación de un sofá de 3 cuerpos con otro de 2 cuerpos.

alfombras para salón ecléctico con motivos orientales

 

No obstante, también puedes encontrar alfombras para salón en otras medidas estándar menos frecuentes, como la de 1,40 m x 2 m, para espacios reducidos, como el de la fotografía de la derecha, o las de 2 m x 2,5 m (medida de fabricantes españoles) o de 2 m x 3 m (medida europea), para espacios más grandes o amueblados con chaise-longe.

Si por la disposición de tu salón o de tu mobiliario, no te valen ninguna de estas medidas estándar, y necesitas hacer una alfombra a la medida, tendrás que encargarla, esperar a que sea confeccionada y asumir el sobrecoste de hacerla bajo encargo, o recurrir a cortar a medida rollos de moqueta de 2m x 4m. En cualquiera de los dos casos, te recomiendo que te asesores es un establecimiento especializado, donde te puedan atender con prfesionalidad.

 

 

¿Cómo combinar alfombras en dos zonas del salón, normalmente la de comedor y la de sofás?

Si quieres saber mucho más de este tema, te recomiendo que leas un artículo anterior nuestro sobre cómo combinar alfombras.

No obstante, la forma más segura para acertar al combinar alfombras, es coordinar una alfombra estampada con una alfombra lisa de alguno de los tonos de la alfombra estampada, así no crearás competencia visual entre ambas y conseguirás un resultado muy coherente.

 

 

Alfombras para salón combinadas

 

Alfombras para salón de estilo moderno

Cuando hablo de salones de estilo moderno me refiero a salones con mobiliario de líneas sencillas, en tonos blancos o en madera natural, y con estores o visillos blancos o neutros.

En este tipo de ambientes quedan fenomenal las alfombras de estampado gráfico, como la de la fotografía principal de este artículo, en color blanco y azul, que encaja a la perfección con el mobiliario de estilo nórdico.

Otra opción son las alfombras de algodón, tipo jarapa, como la que te muestro a continuación, ideal para el mobiliario de líneas sesenteras, de esta zona de estar.

 

Alfombra para salón de estilo sesentero

 

Si quieres una alfombra más colorista, puedes recurrir a alfombras multicolores de cuadrados, círculos o cualquier otro motivo geométrico. La única precaución que tienes que tener con este tipo de alfombras es que el resto de elementos de decoración, como las tapicerías de los sofás o las cortinas o estores, sean más bien neutros, para que el resultado final no resulte excesivamente saturado de color.

 

Alfombras milticolores para salones modernos

 

Por último, te muestro una alfombra para salón muy moderna, que sobre un fondo gris incorporara puntos de cruz de gran formato en color turquesa. El éxito de este tipo de alfombras y de decoración, en general, radica en encontrar un elemento de conexión entre la alfombra y los cuadros o fotografías utilizados, evitando de esta forma una atmósfera excesivamente fría e impersonal.

 

Alfombras para salones modernos

 

Alfombras para salones de estilo clásico renovado

En realidad, las fotografías que he seleccionado para este apartado se siguen correspondiendo con salones modernos, y por ello espero que el título de este apartado no te confunda. La diferencia radica en que se trata de salones con mobiliario más formal o estructurado que los que te he enseñado en el apartado anterior, y que yo creo que responden mejor a lo que podríamos denominar como estilo clásico renovado.

Para este estilo, puedes utilizar alfombras bicolores de estampado geométrico, como la de la siguiente fotografía. Si la alfombra es de gran formato, tipo moqueta, como la de este salón, resultará perfecta para acoger por completo el recinto de mesa y sofás.

 

Alfombras grandes para salón

 

También tienes la opción de alfombras con motivos vegetales, reinterpretación de modelos más clásicos. Si te decantas por esta opción, te recomiendo un diseño sin motivo central. De esta forma tendrás mucha más versatilidad a la hora de colocar la mesa de centro y además el resultado no será tan formal como si incorporara dicho motivo central.

 

Alfombras para salones clásicos actualizados

 

Confío en que este artículo sobre alfombras para salón te haya resultado de interés. Si te animas a pasar a la acción, estaremos encantados de recibirte y asesorarte en nuestra tienda-estudio entrecolores, especializada en decoración y reformas, donde podrás echar un vistazo nuestra exposición de alfombras.

Te esperamos en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas. Si por cuestiones de tiempo, prefieres hacernos llegar cualquier consulta por teléfono o correo, no lo dudes. Envíanos fotografías y medidas e intentaremos darte la mejor solución para tu necesidad. Gracias!!!!

 

ALFOMBRAS PARA DORMITORIOS: EMPIEZA EL DÍA CON BUEN PIE

Las alfombras para dormitorios son las reinas de las alfombras, ya que si hay algún sitio en el que una alfombra tiene sentido, ése es sin lugar a duda el dormitorio.

El dormitorio es nuestro recinto privado e íntimo, en el que nos gusta sentirnos totalmente relajados y a nuestro aire. Es el espacio donde empezamos y terminamos el día, andando descalzos. Por tanto, disponer de una buena alfombra, sintiendo su tacto agradable en la planta del pie, es la mejor forma de empezar el día.

En este artículo, te voy a dar ideas y te voy a mostrar fotografías de preciosas alfombras para dormitorios actuales, todos ellos con apariencia moderna y sorprendente, a pesar de su diferente estilo. Si algo tienen en común, es que sus alfombras se convierten en auténticas protagonistas del espacio, siendo uno de los puntos fuertes de su decoración.

 

Alfombras para dormitorios actuales

Como podrás comprobar en los apartados posteriores,  en los ambientes que he seleccionado me he centrado en dormitorios con una única alfombra, apartándome de las clásicas alfombras de pie de cama, ya que las tendencias actuales de decoración se decantan por las alfombras de gran formato o incluso por moquetas que cubren totalmente el recinto del dormitorio.

A la hora de calcular las medidas de una alfombra de gran formato, es importante que no te quedes corto ni por los laterales, que deberían incluir el espacio delimitado por las mesillas, ni respecto al límite inferior de la cama, tal y como explico en un artículo anterior sobre cómo calcular las medidas de alfombras de salón o de dormitorio.

 

Alfombras para dormitorios lisas: versátiles y elegantes

Una elección infalible para las alfombras de dormitorios son las alfombras lisas. Tanto en la fotografía principal de este artículo, en la que te muestro un dormitorio coqueto y femenino, como en los ambientes siguientes, en los que he seleccionado otros tipos de alfombras lisas,  la personalidad de las alfombras no viene dada por su color, sino por su textura.

¡¡Te invito a que empieces a pisar!!. Como podrás comprobar, cada vez se te van a ir hundiendo más los pies, porque vamos a ir de menos mullido a más mullido.

 

Una alfombra de efecto seda en un dormitorio elegante y refinado

 

Alfombra de dormitorio a medida

 

Este dormitorio es equilibrado y elegante, gracias a su trinomio de colores neutros: blanco, beige y tabaco. En él destaca la alfombra efecto seda de gran formato, cuya superficie forma unas sugerentes ondas en función de la incidencia de la luz sobre su pelo. La luz es abundante gracias a la cristalera corrida del fondo, vestida con unos sencillos visillos continuos.

 

 

Una alfombra de pelo grueso en un dormitorio relajante

 

Alfombra de pelo grueso para dormitorio relajante

 

Este dormitorio es luminoso y relajante, por su paleta cromática en blanco y azul grisáceo. La textura y personalidad de su pared de ladrillo encuentra el contrapunto perfecto, en la alfombra de pelo grueso azul grisácea, que enmarca perfectamente el conjunto de mobiliario integrado de cama y mesillas. De nuevo en este caso, se ha vestido la pared de la derecha con unos sencillos visillos que van de lado a lado.

 

 

Una alfombra de pelo largo en un dormitorio en blanco

 

Alfombra blanca de pelo estilo oso polar

 

Este dormitorio, todo blanco, podría resultar demasiado frío si no fuera por su alfombra de pelo largo y esponjoso, que parece recordar a la piel de un oso polar. El juego de texturas es importante, puesto que contrasta la textura abrigada y sedosa de la alfombra con la textura fresca y recia de la colcha de piqué.

 

Alfombras para dormitorios modernas y coloristas

Como alternativa a las alfombras lisas en colores neutros, en este apartado te voy a enseñar alfombras modernas y coloristas que te pueden resultar de suma utilidad cuando el dormitorio no es tan grande o cuando se trata de un dormitorio de dos camas.

En este caso, la personalidad de las alfombras no procede de su textura, que por supuesto es muy agradable, sino de su colorido.

Una alfombra moderna troceada en un dormitorio estrecho

Alfombra moderna para dormitorio estrecho

 

Este dormitorio es largo y estrecho y no permite la colocación de una alfombra de gran formato. Como alternativa, se ha utilizado una alfombra a los pies de la cama, que destaca por su color verde lima y su configuración desestructurada como consecuencia de la banda negra irregular que la divide en el centro.

La originalidad de la alfombra y de las lámparas, el juego de los verdes con el blanco, y la sencillez de la ropa de cama, del mobiliario y del estor enrollable, hacen que el espacio no resulte agobiante a pesar de ser estrecho.

 

Una alfombra sesentera en un dormitorio de dos camas

 

Alfombra sesentera

En este dormitorio con dos camas, el estilo es totalmente sesentero, gracias al mobiliario de líneas nórdicas, la alfombra con motivos geométricos y el papel de fondo blanco y trazos florales. Es un gran acierto la combinación cromática de blancos y verdes, tanto en los textiles (alfombra, cojines, cabeceros tapizados y estores plegables) como en el papel pintado y en los cuadros, porque el resultado es vital y alegre.

 

 

Alfombras clásicas para dormitorios: el poder de las mezclas

Para terminar la selección de alfombras para dormitorios que he recopilado en este artículo, te voy a mostrar dos dormitorios que resultan sumamente modernos a pesar de la presencia de alfombras clásicas.

En este caso, la personalidad de la decoración procede precisamente de la mezcla de alfombras clásicas con mobiliario y ropa de cama modernos, consiguiendo un resultado fantástico.

 

Una alfombra shabby chic en color fresa, que marca la pauta.

alfombra shabby chic en color fresa

 

La alfombra clásica de color fresa de este dormitorio, es el elemento que marca la diferencia. Su color se vuelve a repetir en el cuadro abstracto del cabecero, en un pequeño cojín y en el sillón de líneas modernas que aparece al fondo.

Además, la alfombra grande queda perfectamente conjuntada con la alfombra pequeña de color turquesa, también del mismo estilo clásico, que delimita la zona del sillón y la mesa auxiliar.

 

Una alfombra oriental en un dormitorio nórdico.

Alfombra oriental en dormitorio con mobiliario nórdico

 

La alfombra oriental en colores beige y caldero de este dormitorio, aporta el toque de calidez perfecto para equilibrar la sencillez del mobiliario de estilo nórdico y de las paredes en blanco, sin que el ambiente resulte excesivamente monacal, sino sencillo y refinado.

 

 

 

 

Espero que este artículo sobre alfombras para dormitorios, te inspire a la hora de decorar tu dormitorio, y que efectivamente te ayude a empezar el día con buen pie. Lo siguiente que te recomendaría para continuar el día estupendamente, es que disfrutes de un buen desayuno, a poder ser, sentándote. Ya sabes: ¡¡ es la comida más importante del día!!

 

Si te animas a utilizar una alfombra de gran formato en tu dormitorio, estaremos encantados de recibirte en nuestra tienda-estudio de entrecolores, en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas, donde podrás ver nuestra exposición de alfombras clásicas y alfombras modernas, o te podremos enseñar los variados muestrarios de los que disponemos para confeccionar alfombras a medida. También estamos a tu disposición para resolverte cualquier duda por teléfono o correo.

 

¿Crees que las alfombras de gran formato pueden marcar la diferencia a la hora de decorar el dormitorio? Si la respuesta es positiva y te ha gustado mi explicación, suscríbete a nuestra newsletter y recibirás todos los artículos de decoración que vamos publicando. ¡¡¡Gracias por tu confianza!!!

CÓMO COMBINAR ALFOMBRAS Y…¡¡CONSEGUIR UN RESULTADO “10”!!

Probablemente a la hora de decorar tu casa, se te haya presentado la situación de querer combinar alfombras en una estancia concreta. Esta situación es especialmente frecuente en los salones, donde las alfombras se utilizan para delimitar espacios (el área de estar o de sofás y la zona de comedor) o para enfatizar alguna zona concreta.

En este artículo te voy a dar los trucos que te pueden servir de pauta para combinar alfombras y conseguir un resultado de “10”. Y para ir calentando los músculos poco a poco, y evitar contracturas… vamos a empezar de fácil a difícil. ¡¡Allá vamos!!

 

Combinar una alfombra estampada y una alfombra lisa

 

Éste es un truco infalible a la hora de combinar alfombras, especialmente si la alfombra lisa es de alguno de los tonos de la alfombra estampada, tal y como se puede apreciar en la fotografía principal de este artículo.

Esta pauta, incluso ayuda a poner un contrapunto a los estampados abigarrados de las alfombras clásicas, que si bien pueden aportar mucho color y calidez, también pueden resultar un tanto agobiantes, sobre todo en espacios pequeños.

Asimismo, la combinación de una alfombra lisa con una alfombra de estilo moderno con motivos geométricos, deja todo el protagonismo a la alfombra estampada, sin crear competencia visual, tal y como se puede apreciar en la siguiente fotografía, de un salón decorado en gris y amarillo.

 

Combinar alfombras lisas y estampadas

 

Las opciones de alfombras lisas a la medida que existen en la actualidad, son variadísimas tanto en texturas, como en tactos y colores. Si te interesa profundizar en las posibilidades que tienes a tu disposición, te recomiendo que leas nuestros artículos sobre las alfombras y moquetas inteligentes que cuentan con una protección especial contra las manchas y se limpian sólo con agua, o sobre las alfombras efecto seda, cuyo pelo hace aguas en función de la incidencia de la luz, y las alfombras epok, tejidas manualmente con pelo en bucle y con una apariencia vintage.

 

Combinar alfombras por estilo y color

 

Si prefieres combinar alfombras del mismo estilo, tienes que tener un poco más cuidado que en el caso anterior, y o bien situarte en una gama cromática armónica, o bien contrastar los colores, dentro de un patrón de color que se repita en el resto de la decoración de esa estancia.

El uso de alfombras combinadas de un mismo estilo, puede resultar muy atractivo y dinámico cuando se utilizan varias alfombras pequeñas en sustitución de una alfombra más grande, rompiendo así con la opción más convencional.

A continuación te enseño cuatro fotografías que he seleccionado en las que se combinan alfombras del mismo estilo, en algunos casos en una gama cromática entonada y en otros contrastada.

 

Combinar alfombras de pie de cama

 

“En este porche acristalado, en lugar de usarse una alfombra más grande, se ha utilizado una combinación de alfombras de pie de cama con colores calientes, que parecen prolongar el paisaje de otoño que se ve por la cristalera. El resultado es dinámico y acogedor”

 

 

Combinar alfombras redondas

 

“En este pequeño salón, decorado básicamente en blanco y gris, se ha optado por combinar dos alfombras redondas de pelo grueso y colores contrastados, en lugar de utilizar una alfombra más grande que disminuyera la sensación de espacio”

 

 

Combinar alfombras tipo jarapa

 

“Las dos alfombras tipo jarapa de este dormitorio de estilo rústico, se combinan gracias al uso de azules y amarillos, y se convierten en las protagonistas indudables del espacio”

 

 

Combinar alfombras de estampado geométrico

 

“En este salón, con dos zonas claramente diferenciadas, se han combinado dos alfombras de estampado geométrico con colores contrastados. La elección es bastante arriesgada, pero el resultado es magnífico, gracias al uso de mobiliario de líneas muy simples estilo años 50, y a un patrón bicolor, de mostazas-calderos y azules.”

 

 

Combinar alfombras sobrepuestas

 

Una tendencia que cada vez se está utilizando más, es la de utilizar alfombras sobrepuestas. En este caso, el quid para acertar estriba en elegir alfombras de diferentes texturas y que la alfombra superior tenga una silueta poco convencional, como te muestro a continuación:

 

Alfombra tipo crochet sobre moqueta

 

 

“En este salón, totalmente enmoquetado, se ha destacado la zona de estar gracias al uso de una alfombra redonda tipo-crochet, que pone el toque divertido a una decoración muy minimalista y neutra.”

 

 

 

 

Alfombra de piel de cebra sobrepuesta

 

“La alfombra de cebra sobrepuesta sobre la alfombra de lana blanca, le aporta un carácter muy chic a este salón. Es fundamental la mesa de centro acristalada,  ya que permite apreciar plenamente el efecto de las dos alfombras combinadas.”

 

 

Para terminar: ¡¡El efecto sorpresa!!

 

Como cierre de este artículo, te muestro un salón en el que se combinan dos alfombras de estilo clásico y gama de color entonada (el segundo criterio de combinación que te he explicado en este artículo), pero en el que una de las alfombras, no está en el suelo,…¡¡sino en la pared, a modo de tapiz!!

Evidentemente, no es un recurso que se pueda utilizar en cualquier casa, y entre otras cosas, exige una altura de techos importantes, pero no se puede negar que el resultado es impactante.

 

Alfombra colgada como tapiz

 

Espero que este artículo te anime a combinar alfombras sin ningún miedo y si te queda alguna duda sobre cómo calcular la medida idónea de las alfombras, te recomiendo que leas el artículo que escribí sobre ese tema.

 

Si quieres pasar a la acción, y te apetece ver y tocar alfombras “en vivo y en directo”, estaremos encantados de recibirte en nuestra tienda-estudio de entrecolores, en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas, o resolverte cualquier duda por teléfono o correo.

 

¿Crees que combinar alfombras es un buen recurso a la hora de decorar? Si la respuesta es positiva y te ha gustado mi explicación, suscríbete a nuestra newsletter y recibirás todos los artículos de decoración que vamos publicando. ¡¡¡Gracias por tu confianza!!!