Papeles pintados en blanco y negro para dormitorios

PAPELES PINTADOS EN BLANCO Y NEGRO PARA DORMITORIOS SORPRENDENTES

Los papeles pintados en blanco y negro para dormitorios, tanto de adultos como de niños y adolescentes, están de plena moda. Resultan modernos y versátiles para encajar en cualquier estilo decorativo, pero son especialmente apropiados para ambientes de estilo nórdico.

En este post he seleccionado unas cuantas fotografías que voy a utilizar de apoyo para explicarte las claves para que consigas dormitorios realmente sorprendentes, sin que la neutralidad del blanco y del negro se convierta en aburrimiento, sino todo lo contrario. Asimismo, te voy a mostrar papeles pintados tanto de estilo gráfico o geométrico, como de estilo figurativo. ¡¡A todos ellos les puedes sacar un partido increíble!!

Truco nº 1: Reserva el papel pintado para alguna pared o zonas concretas

Para mí la clave al elegir cualquier papel pintado es tener la seguridad de que no va a acabar cansando, sino que va a enriquecer un ambiente o destacar algunos elementos del mismo, “sin pesar demasiado”.

Para ello, mi consejo es no utilizar el papel pintado en todas las paredes, sino sólo en algunas o en parte de las mismas, combinándolo con pintura, con otro papel pintado liso o con un zócalo de madera.

En los dormitorios, lo normal es utilizar el papel pintado en la pared del cabecero si se trata de una cama exenta, o en la pared en la que se apoya la cama en el caso de los dormitorios infantiles y juveniles, ya que de esta forma se consigue una mayor protección de dicha pared frente al roce y la suciedad.

A continuación, te muestro una habitación infantil con un papel pintado de topos de diferentes tamaños en color negro, gris y también verde pardo, sobre un friso de madera blanco. Como verás, la atmósfera que se consigue es sencilla, placentera y ligera.

Habitación infantil con friso de madera y papel pintado de topos


Truco nº 2: Encuentra nexos de unión entre el papel pintado y el mobiliario auxiliar

Si encuentras una buena forma de aplicar este truco, te puedo asegurar que conseguirás que los papeles pintados en blanco y negro para dormitorios se conviertan en un verdadero acierto.

Habrá veces que primero te enamores del papel pintado que sirva de hilo conductor a los elementos auxiliares como mesillas, apliques de luz o cabeceros y habrá veces que, al contrario, primero encuentres algún o algunos elementos auxiliares que te seduzcan y luego busques el papel pintado. En este segundo caso, lo tendrás mucho más fácil con papeles pintados de estampado geométrico o gráfico que no con papeles pintados con dibujos figurativos.

Como ejemplo de papel pintado de estilo gráfico, en la fotografía siguiente te enseño un dormitorio con un papel pintado con una retícula de rombos, que encuentra su complemento ideal en los apliques de luz de percha y en las mesillas metálicas negras. Ambos resultan igual de ligeros que el papel y sus varillas parecen una prolongación de la retícula del papel.

Papel pintado en blanco y negro para dormitorio moderno

Asimismo, como ejemplo de papel pintado de estilo figurativo, a continuación, te muestro un papel pintado de pajaritos y mariposas en el que a pesar de que prevalece el rameado en negro, hay algunas notas de color.

En este caso, el complemento perfecto a la temática de naturaleza del papel es el cabecero de ratán y las lámparas con cuerpo de vidrio verde transparente.

Papel de pajaritos y mariposas en cabecero


Truco nº 3: Juega con los textiles para que tus papeles pintados en blanco y negro para dormitorios no resulten fríos

Como te decía en la introducción de este artículo, los papeles pintados en blanco y negro para dormitorios no tienen por qué resultar ni fríos ni aburridos, a pesar de basarse en colores neutros. Sin duda, colchas, plaids, fundas nórdicas, cabeceros tapizados, cojines y alfombras son los mejores aliados que puedes utilizar para evitar sensación de frialdad:

En la fotografía principal de este post se muestra una habitación principal en la que sus múltiples cojines con diferentes texturas y motivos geométricos en negro, destacan sobre la funda nórdica blanca y complementan de forma sensacional el grafismo del papel pintado. Asimismo, la alfombra blanca de pelo largo, aporta una nota adicional de calidez y de sofisticación al conjunto final, que a pesar de su sencillez resulta muy elegante.

Adicionalmente, puedes utilizar textiles que introduzcan un color extra, como el dormitorio juvenil que te enseño en la siguiente fotografía, en el que junto a los cojines en blanco, negro y gris se han introducido cojines de color naranja, color que se repite también en los cuadros.

Habitación juvenil con papel pintado en blanco y negro

En este dormitorio, llamo también tu atención sobre la forma en la que está puesto el papel pintado en blanco y negro. Como comprobarás, no se ha elegido una pared en concreto, sino que se ha colocado este papel pintado en todas las paredes, pero sólo en el último tercio de las paredes, reservando los dos primeros tercios para un papel pintado liso en gris.


Truco nº 4: Madera, fibras naturales y plantas añadirán la nota de calidez final

Los papeles pintados en blanco y negro para dormitorios combinan estupendamente con suelos de madera, alfombras de fibra natural, maceteros de ratán o juguetes de madera sin tratar.

Todos estos elementos, así como las plantas de hojas verdes contribuyen a recrear una atmósfera natural, muy propicia para este tipo de papeles, tal y como habrás podido comprobar en muchas de las fotografías seleccionadas para este post.


Truco nº 5 y último: Utiliza estores o cortinas muy sencillos, preferiblemente blancos

Para que las paredes de los dormitorios en los que se colocan papeles pintados en blanco y negro “pesen poco”, y permitan focalizar la atención en la zona o zonas específicas reservadas al papel, mi recomendación es que utilices estores o cortinas blancos.

En muchos de los dormitorios de las fotografías anteriores las ventanas están vestidos con estores enrollables, que resultan sencillos, modernos y funcionales.

Asimismo, las cortinas con barra son perfectas para las atmósferas naturales que se consiguen con los papeles pintados en blanco y negro para dormitorios, tal y como se refleja en la fotografía siguiente, en la que también podrás ver aplicados el resto de trucos que te he ido comentando en este post.

Habitación infantil de estilo nórdico con cortinas de lino en barra

Espero que este post sobre papeles pintados en blanco y negro para dormitorios te haya resultado de interés. Si te apetece ver y tocar diferentes papeles pintados, así como ver estores, cortinas y telas para cojines, estaremos encantados de recibirte y asesorarte en nuestra tienda-estudio de Alcobendas, en entrecolores, en el Pº de la Chopera 190. Si por cuestiones de tiempo, prefieres hacernos llegar cualquier consulta por correo, clica aquí. Gracias!!!. *\datast

Anita Diminuta

Anita Diminuta

Anita Diminuta es la creadora del blog de "entrecolores", donde comparte sus experiencias en el campo de la decoración, con el objetivo de aportar ideas prácticas y efectivas a todas las personas que le dan valor a rodearse de espacios agradables y funcionales.
Anita Diminuta
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *