¿TODAVÍA CREES QUE LAS CORTINAS VERTICALES SON SÓLO PARA LAS OFICINAS?

Las cortinas verticales se empezaron utilizando en edificios de oficinas y hoteles, para cuyas grandes superficies de muro cortina (fachada acristalada), eran la solución perfecta. Hoy en día, con la variedad de tejidos e incluso estampados existentes, han traspasado el ámbito de los edificios de uso público, para pisar con fuerza en el ámbito privado.

En este post, voy a explicarte las variedades de cortinas verticales de las que dispones en este momento en el mercado, y los principales factores que tienes que tomar en cuenta para acertar con tu decisión.

 

¿Para qué tipo de ventanales son apropiadas las cortinas verticales?

 

Las cortinas verticales, también conocidas como persianas verticales, son una solución idónea para vestir grandes ventanales o superficies acristaladas, ya que por su sistema de lamas orientables, permiten regular perfectamente la entrada de luz y mantener la privacidad.

Consisten en una sucesión de lamas que cuelgan de arriba a abajo de un carro deslizante y que en su parte inferior llevan un contrapeso con cadenilla de conexión, salvo las lamas de 250 mm que no la llevan.

Comparten con otras soluciones decorativas como las persianas venecianas o los visillos venecianos, el sistema de lamas orientables y por tanto su idoneidad para una regulación precisa de la luz, pero se diferencian de las dos opciones anteriores en su capacidad para replegarse lateralmente, lo que resulta de especial interés en huecos de fachada con puerta, es decir, con salida a porches o terrazas, en los que facilitarán el paso.

Por todo lo anterior, las cortinas verticales constituyen una alternativa de cortinas modernas, muy demandadas como cortinas para salón, o como cortinas para dormitorios que necesitan un oscurecimiento total, en lofts o chalets, de estética minimalista, con techos altos y huecos acristalados amplios.

Cortinas verticales en decoración minimalista

¿Entre qué tipo de lamas puedes elegir en las cortinas verticales?

Podrás elegir entre tres anchos de lama diferentes: de 89 mm, 127mm y 250 mm. Mi recomendación es que reserves los anchos de lama más grandes a los ventanales más grandes, para conservar la proporcionalidad entre la anchura del ventanal y la de la lama y así aprovecharte de las ventajas de orientar las lamas, ya que a más lamas para un mismo hueco de fachada, mayor posibilidad de regulación de la luz.

Las lamas de 250 mm, estéticamente, cuando no están giradas, se parecerán mucho a los paneles japoneses, con la ventaja de ofrecerte una mayor funcionalidad, ya que en cualquier momento las podrás girar.

También puedes optar por diferentes formas de lama. Aunque la opción más extendida es la lama rectangular, hay algunas marcas, como Destiny & Design, de las que en entrecolores somos distribuidores, que confeccionan lamas con formas o troqueladas, aunque sólo en las anchuras de 127 mm y 250 mm.

Cortinas verticales troqueladas

¿En qué clase de tejidos y colores se hacen las cortinas verticales?

 

La cantidad de tejidos disponibles, es cada día mayor, así como el colorido de los mismos. Incluso existen tejidos especialmente tratados para resistir la humedad, y por tanto susceptibles de colocarse en baños y cocinas.

Las cortinas verticales también se pueden confeccionar en tejido screen, al igual que los estores enrollables. Este tejido, dependiendo de su grado de apertura, o porcentaje de micro perforaciones, permite una mayor o menor entrada de  luz natural, pero en todos los casos es un aislante tanto de los rayos ultravioletas como del calor y del frío, por lo que resulta excelente para conseguir ahorro energético. Además se trata de un tejido extremadamente duradero, puesto que consiste en filamentos de pvc recubiertos de fibra de vidrio, apropiado incluso para exteriores.

También podrás combinar lamas de diferentes colores en una misma cortina vertical, llegar a combinar colores distintos en una misma lama, separados por toppings o pequeños perfiles (Destiny & Design), o añadir placas decorativas de 20 mm ó 50 mm en siete tipos de madera o en acabado aluminio, en la parte superior, central o inferior de las lamas (Gradulux y Luxaflex).

Cortina vertical tejido screen decorada

Por último, no descartes la posibilidad de estampación digital, que puede ser una opción idónea por ejemplo en oficinas, salas de espera de consultas, restaurantes o dormitorios juveniles, en los que se quiera aprovechar para convertir las cortinas verticales en un gran fotomural.

Cortinas verticales con estampado fotomural

¿Cómo se mueven las cortinas verticales?

 

Las cortinas verticales se pueden replegar a la izquierda, a la derecha, a ambos lados o incluso al centro, requiriendo poco espacio al quedar recogidas. Por tanto, dependiendo de cómo sea la ventana o hueco acristalado en el que se vayan a instalar y cuáles sean los requerimientos de paso del mismo, convendrá un sentido de apertura u otro.

Asimismo, el accionamiento de las cortinas verticales puede ser manual, tanto para deslizar sus lamas como para orientarlas, o automático, existiendo la posibilidad de motorizarlas. En este último caso, podrás utilizar interruptor o mando a distancia.

Cortinas modernas

Al igual que con otros sistemas para vestir las ventanas, la decisión de invertir en la motorización o no, dependerá de la amplitud del hueco y de la frecuencia de uso de las cortinas.

Si el hueco de fachada es muy grande, y por tanto las cortinas verticales tienen bastante peso, y además vas a abrirlas y cerrarlas con frecuencia, la motorización puede ser una opción conveniente. No sólo te facilitará el uso diario sino que alargará la vida útil de las cortinas, al evitar los tirones inevitables con el accionamiento manual y por tanto el deterioro a largo plazo del mecanismo.

 

Espero que tengas mucho más claro lo que te pueden aportar las cortinas verticales y las distintas variedades entre las que puedes elegir. Si te ha gustado cómo te lo he explicado, y te interesa el mundo de la decoración, por favor, suscríbete a nuestro blog y entra a formar parte de la comunidad de entrecolores.

¡Gracias!

Anita Diminuta

Anita Diminuta

Anita Diminuta es la creadora del blog de "entrecolores", donde comparte sus experiencias en el campo de la decoración, con el objetivo de aportar ideas prácticas y efectivas a todas las personas que le dan valor a rodearse de espacios agradables y funcionales.
Anita Diminuta