Tener un comedor pequeño, u office, dentro de la cocina o al lado de la cocina, es un lujo con el que todos soñamos en nuestras casas. Nos facilita la vida en familia o la conversación entre amigos, haciendo fácil la transición entre preparar el desayuno, la comida o la cena y disfrutar mientras que se degustan los platos elaborados.

En este post, me voy a concentrar en los comedores con poco espacio, con el objetivo de darte ideas para que tú también puedas darte este lujo en tu casa. Y si ya dispones de uno, quizás puedas aprovechar alguna de las ideas para mejorar su decoración y que todavía te resulte más agradable de lo que ya es.

 

La Luz natural, el gran aliado

Zona de comedor acristalada con persianas venecianas

Ni que decir tiene, que si dispones de un rincón con bastante luz natural, ése es el lugar ideal para instalar la zona de office, ya que la luz natural no sólo hará mucho más alegre la decoración, sino que también hará mucho más placentero el tiempo disfrutado alrededor de la mesa.

Quizás puedas reconvertir la zona de tendedero o de galería acristalada en un espacio donde instalar un comedor pequeño. En ese caso, las persianas venecianas pueden ser un gran aliado para aprovechar la entrada de luz al máximo, al tiempo que la regulas con precisión.

En cualquier caso, con luz natural o sin ella, te recomiendo utilizar una lámpara de techo colgada sobre la mesa, que contribuya a delimitar visualmente la zona y que proporcione una iluminación cálida, íntima y confortable. En las diferentes fotografías que aparecen en este post puedes ver distintos tipos de lámparas, y comprobar el efecto decorativo que proporcionan.

Mobiliario ligero y de dimensiones óptimas

Comedor pequeño con papel pintado de los 70

 

En general, el recurso de hacer una bancada o varias a medida (en forma de “U”, en forma de “L”, o enfrentadas) resulta sumamente práctico. Además de optimizar el espacio para lograr el mayor número de asientos posibles, se obtiene un espacio de almacenaje extra bajo los asientos.

Incluso en un espacio ínfimo como el de la fotografía, puedes lograr acoplar un comedor pequeño u office. En este caso la clave es el mobiliario a medida, dos pequeñas bancadas enfrentadas y una mesa de dimensiones reducidas. Es difícil aprovechar mejor un espacio y si es bajo una ventana, mejor que mejor.

 

Si no utilizas bancos, utiliza sillas ligeras visualmente que no recarguen el espacio. Una buena idea son las sillas de material plástico, tanto transparente como blanco, que resultan ligeras, resistentes y de fácil limpieza.

Comedor con mesa y banco a medida
Las mesas que requieren menos espacio son las mesas a medida, en muchos casos apoyadas en alguno de sus extremos a la pared, o las mesas redondas, muy fáciles de acoplar.

 

Mata dos pájaros de un tiro: decora y protege la pared

Un comedor pequeño normalmente conlleva la necesidad de apoyar la espalda de los comensales sobre la pared, si se utilizan bancos, o en cualquier caso, es muy probable que sus paredes reciban impactos de las sillas, al tener que moverlas en un espacio de dimensiones reducidas.

Office con friso de madera y bancada corrida

 

En uno u otro caso, dos recursos que te serán de suma utilidad, sea aplicados individualmente o de forma combinada, son el uso de un friso de madera y/o el empleo de papel pintado.

Tanto los frisos de madera como el papel pintado protegen la pared frente a roces, impactos y arañazos, pudiéndose limpiar con bastante facilidad. Además, contribuyen a delimitar visualmente la zona, a pesar de estar incorporada a la propia cocina, dándole una personalidad propia y mayor calidez.

 

 

 

Y para dar el toque final, utiliza cuadros y tapicerías

Por último, tu office o pequeño comedor incorporado a la cocina, ganará mucho si le das un toque de color y lo personalizas con telas y cuadros.

En el caso de que utilices bancos, los asientos resultarán mucho más cómodos si les añades cojines corridos o pequeñas colchonetas sobre los que sentarse. Además, puedes utilizar cojines sueltos, confeccionados con varias telas o tapicerías coordinadas, para darle dinamismo al conjunto.

Comedor pequeño con encanto

 

En la pared o paredes de tu office, cuelga cuadros, fotografías o dibujos. No sólo influirán en el resultado final los motivos seleccionados, sino también la forma de colgarlos.

Por ejemplo, fíjate en la penúltima fotografía de este post. Se ha conseguido un efecto muy original colgando un conjunto de formas rectangulares, de distinto formato y estampado, sobre la pared. Su encanto reside en la gama cromática utilizada, en azules y naranjas pastel a juego con las telas de los cojines y la tapicería de la silla, y en la disposición triangular de todo el conjunto, que le da coherencia y personalidad propia.

 

 

Espero que después de leer este post realmente pienses que disponer de un office o comedor pequeño es un lujo a tu alcance. Si te ha gustado lo que te he explicado y te interesa la decoración, date de alta en la lista de suscripción de nuestro blog y comparte las ideas de la comunidad de entrecolores.
¡Gracias!

Anita Diminuta

Anita Diminuta es la creadora del blog de "entrecolores", donde comparte sus experiencias en el campo de la decoración, con el objetivo de aportar ideas prácticas y efectivas a todas las personas que le dan valor a rodearse de espacios agradables y funcionales.
Anita Diminuta