CAMAS CON DOSEL: ¡¡ UN LUJO A TU ALCANCE !!

La imagen de camas con dosel nos transporta rápidamente a la época de castillos y palacios. Nos evoca a damas nobles disfrutando de habitaciones lujosas e increíblemente espaciosas. En definitiva, algo propio de las películas, alejado de las posibilidades reales de la mayoría de las casas actuales.

En este artículo, te voy a hablar de camas con dosel “verdadero”, cercanas a esa imagen de película de la que hablaba antes, pero también de camas con dosel “simulado”, cuya instalación es posible en espacios pequeños, sin más límites que los de tu imaginación

 

Camas con dosel completo o dosel verdadero

Las camas con dosel completo o dosel verdadero, son las que cuentan con una estructura, normalmente de madera o metálica, que puede estar acoplada a la propia estructura de la cama o ser exenta de la misma, y que da soporte al tejido que va a formar el techo y/o las paredes de tela.

La fotografía principal de este artículo, es un ejemplo de cama con dosel con estructura de madera integrada en la propia estructura de la cama. Obviamente, este tipo de doseles requieren habitaciones espaciosas y de techos altos, para que su estructura respire y no agobie. Quedan fenomenal en villas o casonas, con decoración tipo colonial, con pocas piezas de mobiliario pero muy potentes visualmente, y con telas en tonos blancos y crudos.

Si no dispones de un dormitorio tan espacioso, pero tienes un techo relativamente alto (alrededor de los 3m), puede ser una buena opción una cama con dosel con estructura de forja.

 

cama-con-dosel-sobre-estructura-de-forja

 

Como podrás comprobar en la fotografía anterior, el dormitorio es bastante estrecho y a pesar de ello la cama con dosel no agobia nada. La clave es haber elegido una estructura de forja muy ligera visualmente, haber dejado los laterales del dosel libres de tejido, y utilizar un tejido blanco y muy vaporoso, que parece flotar.

 

Camas con dosel incompleto o simulado: Pon tu imaginación a volar

Cuando me refiero a doseles incompletos o doseles simulados, quiero decir que no son doseles con estructura cúbica para dar soporte al tejido tanto en el techo como en los laterales de la cama. En su lugar, son doseles creados con rieles, con barras de cortina, con soportes a techo, o con otras soluciones ingeniosas, que permiten recrear el ambiente romántico que aporta un dosel verdadero, en mucho menos espacio.

El resultado son camas con dosel baratas, puesto que no requieren una estructura completa de dosel, y además tienen la ventaja de que si con el tiempo, quieres renovar la decoración y prescindir del dosel, éste es muy fácilmente desmontable.

A continuación te enseño una selección de fotografías de doseles simulados. En algunas de ellas podrás apreciar cómo el dosel no sólo cumple una función estética sino que también se convierte en un recurso decorativo para salvar problemas de distribución.

Doseles para destacar la pared del cabecero

Los doseles situados sólo en  el cabecero de la cama, es decir, que no caen sobre los laterales de la cama, son perfectos para habitaciones con poco espacio en las que se quiere destacar de una forma original la pared del cabecero o el cabecero mismo. Te muestro tres ejemplos.

 

Dosel con barra de cortinas y anillas

 

Este dormitorio es de dimensiones reducidas. Su mobiliario es de madera y de líneas clásicas. Para darle un toque especial se ha simulado una cama con dosel, incorporando una barra de madera con anillas, más estrecha que el ancho de la cama, de la que cuelgan dos paños de tela fruncidos con cabecillas y recogidos a ambos lados de la cama.

 

 

 

Dosel para cama infantil

 

 

Este dormitorio infantil resulta encantador a pesar de su sencillez. Se ha sacado el máximo partido a la cama de forja blanca enfatizando su cabecero mediante un dosel colgado del techo. Queda fenomenal la combinación de los paños de tela de fondo blanco y topos verdes, con los tirantes de tela lisa verde que pasan a través de las hembrillas empotradas en el techo para sujetar el dosel y con  las sencillas abrazaderas verdes que recogen el dosel hacia la pared.

 

 

 

 

Dosel moderno en cabecero de habitación juvenilEste dormitorio juvenil es un ejemplo fantástico de cómo se puede incorporar un dosel con éxito incluso en ambientes modernos. Se trata de un dosel muy original, dispuesto de forma asimétrica sobre barras de forja colocadas perpendicularmente a la pared. La clave de este dosel es su naturalidad, ya que está confeccionado sin frunces. Se trata de un paño rectangular de tela vaporosa depositado sobre las barras de forja, que forma pliegues espontáneos y cae libremente.

 

Dosel para aprovechar una pared con ventanas como pared de cabecero

En varias ocasiones algunos de nuestros clientes me han planteado la pregunta de cómo pueden aprovechar para cabecero una pared que está “inutilizada” por varias ventanas juntas. Hay varias soluciones en estos casos, pero dado el tema del artículo de hoy, he seleccionado la siguiente fotografía para ilustrar lo que se puede conseguir con un dosel.

 

Dosel sobre ventanas juntas

 

Este dormitorio, de decoración rústica y romántica, se sitúa en un espacio abuhardillado en el que la pared más ancha y con mayor altura libre, es decir, la más propicia para adosar el cabecero, aloja dos ventanas bastante juntas. El dosel instalado sobre la pared unifica el espacio definido por las dos ventanas y delimita visualmente el cabecero. Es de destacar la pieza de madera que esconde el encuentro de los dos paños de tela, que coordina perfectamente con las vigas de madera y con el marco de las ventanas. El conjunto se ve completado por la caída generosa de la tela, que forma ricos pliegues.

 

Dosel para separar ambientes

En ocasiones, un dosel puede ser un buen recurso para separar ambientes de diferente uso dentro de una misma habitación.

Éste es caso que se muestra en la próxima fotografía, en la que una habitación espaciosa pero de muy poca altura libre, dispone de un ambiente de dormitorio y un ambiente de zona de estar.

 

Dosel recto para independizar ambientes

 

Para separar ambos ambientes se ha utilizado un dosel simulado que no dispone de techo. Simplemente consta de generosos paños de tela laterales que discurren a través de rieles instalados en el techo. Estos paños constituyen verdaderas paredes móviles, que cuando están descorridos conectan visualmente ambos ambientes y cuando están extendidos los independizan.

Para terminar: Si te apetece una cama con dosel, no te prives de ella

Como has podido comprobar, las camas con dosel no sólo están reservadas a espacios de grandes dimensiones ni a decoraciones forzosamente clásicas. Con imaginación y buen criterio, se pueden simular camas con dosel en casi cualquier dormitorio.

Lo importante es adaptarse al espacio físico disponible y al estilo de decoración a la hora de elegir el tipo de tela (lisa, estampada, con más o menos cuerpo, con más o menos pliegues…) y el sistema de instalación (a techo, a pared, con barra, con riel…) y de recogida de los paños de tela (si es que se recogen).

 

Si te apetece una cama con dosel,  y necesitas ayuda, estaremos encantados de recibirte en nuestra tienda-estudio de entrecolores, en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas. Te enseñaremos un montón de telas, y te daremos ideas para encontrar la solución que mejor se adapta a tu dormitorio. También nos podemos ocupar de la confección e instalación si así lo deseas.

¿Crees que decorar las camas con dosel dan un toque especial a los dormitorios? Si la respuesta es positiva y te ha gustado mi explicación, comparte este artículo en tus RRSS. ¡¡¡Gracias por tu confianza!!!

RETAPIZAR SILLONES: LA MAGIA Y LA EXCLUSIVIDAD DE “LO ÚNICO”

Seguro que tú o algún familiar tuyo, tenéis algún sillón o pareja de sillones con un montón de años encima, desgastados y con apariencia decadente. Ya no te aportan nada, lo único que hacen es ocupar… El día menos pensado te los quitas de encima.

¡¡¡STOP!!! Antes de que te deshagas de ese sillón o pareja de sillones, me gustaría que leyeras este artículo. En él quiero mostrarte cómo retapizar sillones con una tapicería original y adecuada, no sólo es la vía para que puedan recobrar nueva vida, sino también para convertirlos en el foco de atracción del espacio en el que los coloques, aportando el toque de exclusividad de los objetos elaborados individualmente y con técnicas artesanales.

Empecemos por el principio:¿Merece siempre la pena retapizar sillones?

No es que quiera responder “a la gallega”, pero esta pregunta tiene diferentes respuestas en función del enfoque que apliques.

Si te quedas en un enfoque puramente económico,  tendrás que analizar si el valor del lo que vas a invertir, sumando el coste de la tapicería y de la mano de obra, sea tuya o de un tapicero profesional, es inferior al precio de comprar un nuevo sillón.

Si además del enfoque económico, tienes en cuenta el valor estético del sillón retapizado, probablemente te merezca la pena en la mayoría de los casos, ya que la tapicería que vas a elegir tú no tiene nada que ver con las tapicerías “de serie” que traen casi todos los sillones.

Taller de tapicería en AlcobendasEn cualquier caso, es bastante claro que merece la pena retapizar sillones con estructuras de madera vista, sobre todo si la madera está tallada. De hecho, cuanto más antiguos son los sillones más valiosa suele ser su estructura, y más espectacular el resultado que se puede conseguir, tal y como te muestro en la siguiente fotografía y en otras posteriores.

¿Cuáles son las telas más idóneas para retapizar sillones?

En general, una tela tapicera tiene que ser resistente al desgaste y poco deformable,  es decir, que  al tensarla no se produzcan aperturas en la trama del hilo. Lo ideal es que también esté tratada contra el fuego, las manchas y las arrugas.

Tapiceros profesionales en AlcobendasEn todo caso,  es importante que tengas en cuenta el uso que se va a hacer del sillón o butaca a retapizar. No es lo mismo que tapices una butaca para un recibidor, que apenas se va a utilizar, y por tanto admitirá una tela más delicada, que tapizar un sillón orejero para el cuarto de los niños o un rincón de lectura.

En este sentido, conviene que te fijes en la etiqueta del tejido y más específicamente en el número de ciclos de resistencia según el test de Martindale. Si el sillón va a ser sometido a un uso intenso conviene elegir una tapicería de 25.000 ciclos.  Para un uso normal valdrá con una tapicería con 15.000 ciclos, y si se va a utilizar poco, bastará con que la tapicería alcance los 10.000 ciclos.

Butaca tapizada para dormitorioEn cuanto a tipos de tejidos, los tejidos naturales como el terciopelo, la chenilla, la pana, la lona, o la loneta, el jacquard y el brocado, son muy buena opción, ya que mantienen las propiedades de las fibras  que los conforman (lino, algodón, viscosa…), aportando suavidad, frescura, y capacidad de transpiración, además de ser 100% renovables y biodegradables.

No obstante, la mezcla de fibras naturales con pequeñas proporciones de fibras sintéticas consigue tejidos más resistentes. En algunos casos los tejidos sintéticos incluso pueden reemplazar a ciertos tejidos naturales de elevado precio y poca resistencia al uso, como la seda natural.

Sillón descalzador tapizado con tela ikatEn lo que respecta al uso de telas lisas o estampadas, ambas pueden ser elecciones magníficas, como podrás comprobar en las diferentes fotografías que he seleccionado para este artículo.

Lógicamente los tejidos estampados pueden ser un poco más arriesgados, sobre todo cuando son multicolores o el tamaño de su dibujo es grande, pero utilizados con criterio pueden dar lugar a resultados únicos. No obstante, tienes que tener en cuenta que cuanto mayor sea el estampado de la tela más tela puede ser necesaria para cuadrar los motivos.

¿Qué pueden aportar tus sillones retapizados a los diferentes espacios de tu casa?

A continuación te voy a mostrar una selección de espacios en los que los sillones tapizados juegan un papel importante, aportándoles mucha personalidad:

 

Sillones tapizados en un rincón de lectura

Un rincón de lectura, sea grande o pequeño, se convierte en un espacio recoleto e íntimo con la mera presencia de un sillón tapizado con un tejido original.

Sillón tapizado Harlequín

 

 

El sillón de este rincón de lectura es de líneas muy sencillas pero de gran presencia decorativa gracias a su tapicería con estampado Harlequín, que armoniza perfectamente con la librería lacada.

 

 

Sillones tapizados en una zona de estar

Los sillones tapizados en zonas de estar pueden ser la solución idónea para ahorrar espacio, frente al uso de sofás, y también para romper la monotonía del conjunto de asientos.

En la fotografía principal de este artículo, podrás apreciar cómo la combinación de sofá, sillas y sillones, es acertadísima, consiguiendo una zona de tertulia pequeña, armoniosa y realmente atractiva, gracias a la combinación de formas de los asientos, texturas de sus tapicerías y contraste de colores.

Sillón moderno tapizado con tela vaquera

 

En este espacio reducido, el sillón tapizado en tela vaquera, y con un divertido capitoné con botones de diferentes colores, aporta un toque desenfadado y divertido, a la vez que encaja como un guante en el pequeño rincón disponible.

 

Sillones tapizados en un comedor

Si nos vamos al caso contrario, es decir, casas espaciosas que disponen de una zona de comedor con espacio suficiente, el conjunto de mesa y sillas adquirirá mucha más “importancia”, añadiendo sillones tapizados en los puestos de cabecera en lugar de continuar con el mismo tipo de sillas, tal y como puedes apreciar en la siguiente fotografía.

 

Sillones tapizados presidiendo mesa de comedor

 

Sillones tapizados en dormitorios

Disponer de un sillón tapizado o de una pequeña butaca tapizada en un dormitorio, resulta comodísimo, ya que los podemos utilizar para calzarnos, leer, apoyar objetos, etc.

 

Butaca descalzadora tapizada

 

En el caso de los dormitorios de bebés, es una opción magnífica para facilitar las tomas del bebé o dormirle, cuando se resiste a ello. Por supuesto, la elección de uno u otro modelo, dependerá del espacio disponible, pero no renuncies a ello antes de tiempo, porque hay sillones o butacas realmente compactos.

Sillón tapizado con reposapiés para habitación de bebé

 

Sillones tapizados en un recibidor

Una forma muy original de decorar tu recibidor y darle una personalidad totalmente diferente, es utilizar sillones tapizados. Una vez más, el espacio condicionará totalmente la elección, pero probablemente no tanto como a priori puede parecer, tal y como se demuestra en la fotografía contigua, en la que en un espacio mínimo se ha conseguido un recibidor exquisito e impactante gracias a la combinación de piezas únicas, entre las que se encuentra el pequeño sillón tapizado.

Sillón pequeño tapizado en recibidor

 

Sillones retapizados, con mucho protagonismo

He reservado este apartado para los sillones retapizados con telas llamativas, que se convierten en el foco de atención de cualquier espacio. Como podrás comprobar en todas las fotografías que he seleccionado, el resultado es único gracias al contraste existente entre la estructura de madera antigua de todos ellos y la modernidad de las telas utilizadas.

 

Pareja de sillones clásicos retapizados con terciopelo fucsia

 

La pareja de sillones antiguos tapizados en terciopelo fucsia de esta zona de estar, se integra perfectamente dentro del estilo de decoración clásico elegido, pero introduce un elemento de modernidad muy potente gracias a su color vibrante. El complemento perfecto son los pequeños cojines en estampado de cebra.

 

 

 

Sillón clásico tapizado con una combinación de tapicerías

 

 

Este sillón resulta único no sólo por los colores vibrantes de la tapicería elegida, y el tamaño de su motivo central, sino también por la combinación de una tela estampada con una tela lisa.

 

 

 

Sofá antiguo tapizado en tela de rayas multicolores

 

Este sofá vintage se ha transformado en una pieza insólita gracias a la tela estampada a rayas multicolores con la que se ha retapizado.

 

 

 

Para terminar, ¿sigues pensando en deshacerte de ese sillón antiguo?

Espero que este artículo te haya abierto posibilidades, en las que tal vez no habías caído, para reciclar ese sillón o butacas antiguos y convertirlos en piezas únicas que le den personalidad a tu hogar.

Como habrás podido comprobar a través de las fotografías de este artículo, conseguir un resultado perfecto no siempre es fácil, especialmente cuando la forma del sillón es complicada, o hay que casar estampados, o quieres utilizar capitoné, etc., por lo que te puede merecer la pena contactar con tapiceros profesionales que hagan un trabajo “para toda la vida”.

Tanto para ayudarte a elegir la tela o telas para retapizar, como, si lo deseas, para ponerte en manos de nuestro taller de tapicería, estaremos encantados de recibirte en nuestra tienda-estudio de entrecolores, en el Pº de la Chopera 190 de Alcobendas, o que nos contactes por teléfono o correo. Te podemos dar muchas más ideas, enseñarte y “dejarte tocar”, todas nuestras telas y tapicerías, que no sólo te tienen que enamorar por la vista, sino también por el tacto.

 

¿Ya estás pensando en cómo va a quedar tu sillón retapizado en ese rincón especial de tu casa? Si la respuesta es positiva y te ha gustado mi explicación, suscríbete para recibir nuestros artículos sobre temas de decoración y renovación de espacios. Gracias!!!

TRUCOS PARA DECORAR CON COJINES Y…¡¡¡ DIVERTIRSE JUGANDO !!!

Los cojines, con su variedad de tamaños, formas, texturas, modalidades de confección y colores, constituyen el toque final de cualquier decoración, ya que parecen transmitir a los espacios en los que se colocan la sensación de espacios “vividos”, ya se trate de un salón, un dormitorio o un porche.

En este post te voy a contar las principales cuestiones que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir cojines y los trucos básicos para que el conjunto final resulte armonioso. Para hacer más visual la explicación, he seleccionado bastantes fotografías que confío te ayuden a formarte tu propia opinión.

 

Diferentes variedades de confección, pero siempre DESENFUNDABLES

Los cojines son los complementos de decoración textil que más rienda suelta permiten dar a la imaginación. Por eso, se pueden confeccionar de muy diversas formas: sencillos, con vivo o con cordón, con pestaña o con volantes, con lazos, con botones…

Cojín con botones

 

La elección dependerá de tu gusto, si bien tienes que tener en cuenta que la opción que menos tela y menos mano de obra requiere es la de los cojines sencillos, por lo que te resultará la más barata. Por otra parte, las tendencias de decoración actuales ponen el énfasis en la mezcla de texturas, tamaños y colores, más que en la combinación de cojines con diferentes variedades de confección, por lo que cada vez se utilizan más los cojines de confección sencilla.

 

Cojín con vivo y doble tela

 

 

Entre todas las variantes de confección, llamo tu atención sobre los cojines con vivos, ya que son una solución idónea para utilizar telas distintas en cada cara del cojín, por ejemplo una lisa y otra estampada, dándote versatilidad para utilizarlo por uno u otro lado, dependiendo del momento.

 

 

 

Cojín con pestaña

 

 

Elijas la opción que elijas, asegúrate de que los cojines sean desenfundables (con cremallera, botones, lazadas, etc.), de forma que resulte cómodo lavarlos.

 

 

 

Decorar con cojines es jugar con las FORMAS y con los TAMAÑOS

Aunque las formas más comunes son las cuadradas y las rectangulares, también se hacen cojines redondos e incluso cojines con siluetas de figuras de objetos o de animales.

Los tamaños de los cojines pueden variar mucho. De hecho, es recomendable que cuando vayas a agrupar varios cojines dispuestos en varias filas utilices medidas diferentes, para que el conjunto resulte dinámico y, lógicamente, coloques los cojines más grandes en la fila de atrás.

Las medidas más habituales son de 50 cm x 50 cm, 45 cm x 45 cm,  de 40 cm x 40 cm y de 30 cm x 50 cm. Siempre debe existir una proporcionalidad entre el tamaño de los cojines y la pieza de mobiliario sobre la que se colocan.

Cojines de varios tamaños para dormitorio

 

Decorar con cojines también es jugar con COLORES y TEXTURAS

Colores

La opción más conservadora y más fácil a la hora de utilizar cojines con éxito, es que éstos vayan sobre una base lisa, en muchas ocasiones de color neutro, (se trate de la ropa de cama o de un sofá), y el color o colores de los cojines esté en la misma gama de alguno de los otros elementos de decoración que aporten color a esa habitación (la alfombra, algún cuadro, las cortinas o estores, el papel pintado, la tapicería de las sillas…).

Si los cojines van sobre una base estampada, es mucho más delicado acertar, aunque por supuesto, se puede conseguir.  En este caso, lo más fácil es o bien utilizar para los cojines telas coordinadas con la tela de base, o bien utilizar cojines en colores neutros y jugar con las texturas, tal y como se muestra en la fotografía siguiente.

 

Cojines con diferentes texturas

 

Texturas

La textura es una de las propiedades de los tejidos que más juego da a efectos decorativos. En el caso de los cojines, la textura tiene una doble lectura: en cuanto a cada cojín individual y en cuanto al efecto del conjunto, con la yuxtaposición de diferentes tejidos.

Puedes apreciar perfectamente este efecto de contraste de texturas en la fotografía del dormitorio anterior o en la fotografía de este dormitorio infantil en el que una sencilla cama de hierro forjado queda perfectamente vestida con el conjunto de cojines dispuestos sobre ella.

Decorar con cojines una cama de hierro forjado

 

Cojines rectangulares con telas combinadas

 

 

También puedes jugar con una opción más sofisticada, consistente en mezclar telas de diferentes tejidos y con diferentes texturas, en un mismo cojín. Esta opción es perfecta para cojines rectangulares con un tejido base liso, en los que se realiza una aplicación en el centro con otro tejido más rico, tal y como te enseño en la fotografía de al lado.

 

 

 

Y… decorar con cojines es jugar con tejidos LISOS y ESTAMPADOS

En las diferentes fotografías de este post podrás observar cómo se pueden conseguir resultados fantásticos tanto con cojines de tejidos lisos, en los que lo que más destaca es su textura, como con cojines de tejidos estampados. Y una vez más, se pueden conseguir efectos sorprendentes mezclando ambos tipos de cojines.

Decorar con cojines estampados

En este dormitorio masculino, los cojines lisos de atrás ofrecen un “fondo” perfecto para que destaquen los cojines con las figuras de los perros que aparecen en primer término.

 

 

 

Como te decía en el primer apartado de este post, actualmente se pone el énfasis en la textura o el estampado del tejido de los cojines más que en la utilización de formas de confección sofisticadas para los mismos. La variedad de estampados es infinita, más aún teniendo en cuenta la posibilidad de estampados fotográficos.

A continuación te muestro dos fotografías, con cojines sencillos, cuadrados o rectangulares, donde todo el protagonismo recae en el estampado de la tela.

Decorar con cojines con estampado gráfico

En la decoración de este salón destaca el juego de grises y amarillos y la utilización de elementos gráficos sobrios pero llamativos, tanto en los cuadros como en el estampado de los cojines que aparecen en primer término.

 

 

Decorar con cojines un sofá

 

Lo llamativo de este salón es la contraposición entre la modernidad que aportan los cojines multicolores de estampado gráfico y los cuadros, y el clasicismo del resto de elementos. A pesar de ese contraste, todo queda perfectamente integrado gracias al hilo conductor del color azul.

 

 

Para terminar, una adivinanza: ¿Qué tienen en común todas estas fotografías?

¿Lo has pensado ya? ¿Tienes la respuesta?… Seguro que has llegado a la conclusión correcta: La armonía final del conjunto.

Un resultado final atractivo depende tanto de una correcta elección de los diferentes cojines como de su colocación acertada. En ambos casos, debes equilibrar la búsqueda de contrastes que transmitan dinamismo al conjunto (combinando tamaños, colores, texturas, etc.) con transmitir una sensación de orden y de unidad de conjunto. Para ello te pude ayudar mucho trabajar una gama principal de color y jugar con las simetrías.

La fotografía del porche acristalado que te enseño a continuación es un perfecto ejemplo de lo que los cojines pueden aportar a la decoración de un espacio, creando un ambiente sosegado y confortable, en el que conviven armoniosamente tejidos lisos y estampados de rayas y de lunares, en la gama de los colores tierra, beige y salmón.

Decorar con cojines un porche

 

Aplicando las pautas básicas que te he dado en este post, seguro que te animas a decorar con cojines. Si tienes cualquier duda o te apetecer ver telas, estaremos encantados de  recibirte en nuestra tienda-estudio de Alcobendas, entrecolores, en el Pº de la Chopera 190.

Confío que este post con trucos para decorar con cojines te haya resultado de interés. Por favor, si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales. Gracias!!!

CABECEROS TAPIZADOS: CLAVES PARA ACERTAR

Los cabeceros tapizados resultan tremendamente versátiles porque tanto su forma, como su textura y su color, se pueden adaptar a cualquier estilo decorativo, desde el más clásico al más moderno.

Pero además de su aspecto estético, y de la calidez que transmiten las telas o pieles con las que se tapizan, una de las ventajas que más apreciarás es la comodidad de disponer de un respaldo mullido para leer, teclear en tu ordenador o ver la tele.

En este post te voy a dar las pautas básicas que tienes que tener en cuenta para elegir bien un cabecero tapizado. Además, he seleccionado unas cuantas fotografías que creo pueden resultarte de mucha utilidad para inspirarte y tener claro el tipo de cabecero que mejor se puede adaptar a tus necesidades.

 

¿Qué medidas deben tener los cabeceros tapizados?

La respuesta a esta pregunta varía dependiendo de que te decantes por cabeceros tapizados con imagen más clásica o cabeceros más modernos. Te explico por qué.

Los cabeceros más clásicos suelen ceñirse bastante al ámbito de la cama, siendo sólo 10 ó 15 cms. más anchos que la cama, es decir, no enmarcan a las mesillas de noche. Asimismo, suelen tener una altura media, como el que aparece en la fotografía principal de este post, o todo lo más, media-alta cuando el dormitorio es amplio y no hay peligro de agobio visual, como se muestra en la fotografía de debajo.

Cabecero tapizado recto

 

Por el contrario, los cabeceros más modernos, suelen tener medidas más exageradas, por cuanto que ó tienen una clara apariencia horizontal, integrando a las mesillas dentro de su ámbito, o tienen una clara apariencia vertical, pudiendo llegar incluso hasta el techo.

A continuación te muestro dos ejemplos de cabeceros tapizados modernos en los que puedes apreciar, respectivamente, esta tendencia a la horizontalidad o a la verticalidad.

Cabecero tapizado en piel

Cabecero tapizado moderno

 

¿Cómo se instalan los cabeceros tapizados?

Cabecero tapizado con marco de maderaLos cabeceros pueden tener patas y apoyarse en la pared, o pueden colgarse. Cada vez es más habitual que se cuelguen.

Por otra parte, a la hora tanto de calcular sus medidas como de instalarlos, tienes que tener en cuenta si quieres salvar algún enchufe o interruptor o si, por el contrario, quieres integrarlos dentro del propio cabecero, para lo que habrá que cajearlos. Incluso, pueden quedar integradas lamparitas de pared o luces tipo “led”.

En la fotografía de la derecha te muestro un ejemplo de cabecero tapizado de altura media-alta, muy idóneo para un estilo de decoración clásico actualizado, que integra las lamparitas de pared dentro de su superficie.

 

 

¿Qué madera llevan los cabeceros tapizados?

Depende de si la madera se utiliza como bastidor sobre el que tensar posteriormente el material textil o la piel que se elija, en cuyo caso se usa madera maciza, o si la madera se utiliza como tablero completo forrado, en cuyo caso se utiliza un aglomerado.

Asimismo, en algunos casos se puede rematar el tablero tapizado con un marco de madera vista, como podrás apreciar en una de las fotografías del apartado anterior.

 

¿Qué forma pueden tener los cabeceros tapizados?

Los cabeceros tapizados admiten tanto contornos rectilíneos como curvos. Bajo mi punto de vista, los cabeceros tapizados de líneas rectas son más versátiles, encajando bien en cualquier estilo de decoración, clásico o moderno, tal y como podrás comprobar en la mayoría de fotografías de este post.

Por el contrario, los cabeceros tapizados de líneas curvas son más apropiados para ambientes de decoración más clásicos, como los de las fotografías que te enseño a continuación.

 

Cabecero tapizado curvo con tachuelas

 

Cabecero tapizado clásico

 

¿Qué telas son apropiadas para tapizar cabeceros?

Las telas que se pueden utilizar para tapizar los cabeceros son muy variadas: terciopelos, panas, micro-fibras, lonetas, damascos… En todo caso, es importante que sean resistentes al roce.

Actualmente, son mucho más frecuentes los cabeceros tapizados en telas lisas que en telas estampadas, ya que condicionan bastante menos la decoración, dando más libertad a la hora de cambiar o renovar los textiles del dormitorio.

Aunque los cabeceros tapizados cuadrados o rectangulares se pueden hacer desenfundables, personalmente no te recomiendo esta opción, ya que nunca se consigue el mismo “asiento” de la tela, quedando algunas “bolsitas”.

Como habrás visto en algunas de las fotografías que he seleccionado para este post, una opción que cada vez va ganando más seguidores es la de tapizar el cabecero con piel o polipiel. Esta opción es perfecta tanto en estilos clásicos como modernos y además tiene la ventaja de un mantenimiento muy sencillo.

 

¿Qué otros recursos decorativos puedes emplear en tu cabecero?

Tanto con tela como con piel, si quieres un cabecero con más cuerpo, puedes decantarte por la opción del capitoné, que es una modalidad de tapizado de origen inglés, propia del sofá Chesterfield. Lo habrás visto muchas veces en sillones, sillas e incluso en mesas de centro.

El capitoné consiste en un tapizado acolchado que presenta un aspecto mullido gracias a los botones o costuras repartidos de forma geométrica por su superficie. Normalmente esta modalidad de tapizado encarece la pieza, ya que requiere más material (tanto de tela o piel como de gomaespuma) y más trabajo. En contrapartida, resulta muy resistente.

 

Cabecero tapizado en capitoné

 

Otro recurso a la hora de tapizar cabeceros es la posibilidad de instalar tachuelas,  bien llevadas al borde del cabecero o situadas a unos centímetros del mismo, delimitando una especie de marco.

Para que entiendas ambas modalidades de instalación de tachuelas, compara la fotografía principal de este post, con un cabecero rectilíneo, y la fotografía del cabecero curvo en color beige que aparece en uno de los apartados anteriores.

 

Para terminar: Utiliza un cabecero tapizado como un plus de seguridad

Cabecero tapizado infantil

 

En habitaciones infantiles los cabeceros tapizados son la mejor elección para que la cabecita de los niños no sufra impactos. Es más, con algunos diseños de camas se puede dar continuidad al cabecero, de forma que éste no sólo cubra el cabezal sino también algún lateral e incluso pueda servir de piecero, tal y como te muestro en la siguiente fotografía.

 

 

 

 

Como ves, los cabeceros tapizados te ofrecen muchas posibilidades decorativas y además resultan tremendamente funcionales. Si necesitas cualquier aclaración adicional o te gustaría que nuestros tapiceros se pusieran manos a la obra, no tienes nada más que pasarte por nuestra tienda-estudio de Alcobendas, en entrecolores, en el Pº de la Chopera 190. Si por cuestiones de tiempo, prefieres hacernos llegar tu consulta por correo, no lo dudes.

Confío que este post sobre los cabeceros tapizados te haya resultado de interés. Si crees que le puede ser de utilidad a tus amigos, por favor, compártelo en tus redes sociales. Gracias!!!.

 

COLGAR CORTINAS EN BARRA, AUNQUE NO TE LO CREAS, ESTÁ DE PLENA ACTUALIDAD