Las alfombras y moquetas de vinilo son relativamente recientes en el mercado, si las comparamos con la trayectoria milenaria de las alfombras en general. Sin embargo, dadas sus grandes ventajas, su uso se está extendiendo cada vez más y actualmente no sólo se utilizan en oficinas, hoteles y zonas de alto tránsito, sino también en hogares. A continuación damos un rápido repaso a las ventajas del vinilo, para ayudarte a conocer más este material y a descubrir sus múltiples aplicaciones decorativas.

Las alfombras y moquetas de vinilo, prácticas como ningunas

Lo normal es que el vinilo tenga 3 mm de espesor, por lo que es fácilmente adaptable al suelo sobre el que se coloca y resulta muy idóneo para espacios por los que tienen que circular o deslizarse sillas de ruedas, sillas de despacho o de comedor, niños, ancianos, etc., ya que no opone resistencia al deslizamiento pero tampoco resbala y su espesor le permite funcionar bien hasta sobre suelos radiantes. Además, es un material muy resistente, indicado no sólo para espacios interiores sino también exteriores, ya que incluso está protegido contra rayos UVA. Esta resistencia lo convierte en una opción muy indicada para el hall o el recibidor de un edificio o de una vivienda, para un pasillo, para un dormitorio o cuarto de juegos infantil, o para una terraza o zona de porche donde queramos aportar un toque de calidez con una alfombras para exteriores.

Es totalmente lavable,y para ello basta emplear un jabón con ph neutro, aunque también admite el uso de detergentes más agresivos. Resulta una buena elección para los espacios en lomoqueta vinílica resistente al aguas que viven o trabajan personas alérgicas, ya que no absorbe el polvo y además es antiestático, es decir,ayuda a evitar la electricidad estática, previniendo esas pequeñas descargas incómodas, más frecuentes en oficinas. Su variedad de formatos tanto en piezas de 1 y 2 metros de ancho, como en losetas de 50 cm x 50 cm, da mucha flexibilidad tanto para la confección de alfombras a medida como de moquetas, siendo totalmente adaptable a las necesidades del espacio sobre el que se va a colocar.

Resistencia sin sacrificar la estética

Inicialmente, las alfombras y moquetas de vinilo estaban disponibles básicamente en colores lisos y neutros, por lo que visualmente resultaban semejantes a las alfombras de fibras naturales, tipo yute, sisal o coco. En hoteles y oficinas se siguen utilizando sobre todo los colores lisos, que actualmente están disponibles en una gama amplísima, con más de 35 referencias que incluyen tonos metálicos. En viviendas, se utilizan tanto esos colores lisos, especialmente cuando se trata de superficies continuas como habitaciones completas, como los diseños que recientemente se han empezado a fabricar, con rayas o estampados vintage y pop, que son muy divertidos y aportan notas de color y optimismo al espacio en el que se colocan.

Carta de colores de keplan. Alfombras vinílicas de kp. La distinción entre el formato de alfombra y el de moqueta, depende de si se confecciona en una pieza a colocar sobre parte de un espacio (tipo alfombra), o si se instala como un pavimento continuo en la totalidad de la superficie de una estancia (tipo moqueta).

En el caso de las alfombras vinílicas, resulta frecuente combinar vinilos de dos colores, uno que ocupa la mayoría de la superficie y otro reservado para hacer la función de greca o delimitador visual. El punto negativo de la aplicación de greca vinílica es que se encarece bastante el precio final, ya que se produce desperdicio de material y además es necesario un proceso de soldado entre los dos vinilos de diferente color, que requiere una alineación perfecta.

Precisamente para solventar este problema, y dar opciones diferentes y más baratas, la marca KP ha sacado recientemente al mercado dos nuevos materiales para confeccionar el remate de la alfombra, las bandas Strong y Antelook.

Bandas para rematar alfombras kp: carta de colores

La primera, con 2,5 cm de anchura aproximadamente, tiene un acabado 100% de ofelina, con gran resistencia a la abrasión  y los roces, siendo muy apropiada para coordinar con el keplan, que es el material vinílico de KP. La segunda, la banda Antelook, es de microfibra, con un acabado muy suave semejante al del ante o el tejido alcántara. Se puede confeccionar en dos modalidades, o con banda ancha pespunteada de 3,5 cm. o con ribete estrecho con cosido ciego, de alrededor de 1 cm.

Aunque en España las alfombras vinílicas más conocidas son las de tejido keplan, de la marca KP, de la que en entrecolores somos distribuidores oficiales, cada vez hay más marcas, más variedad de colores y estampados y mayor rango de precios entre los que poder elegir.

Confío en que este post sobre alfombras y moquetas de vinilo te haya resultado útil y te estaré muy agradecido si nos haces llegar tus comentarios con cualquier duda o tema que sea de tu interés y si compartes en RRSS.

Anita Diminuta

Anita Diminuta

Anita Diminuta es la creadora del blog de "entrecolores", donde comparte sus experiencias en el campo de la decoración, con el objetivo de aportar ideas prácticas y efectivas a todas las personas que le dan valor a rodearse de espacios agradables y funcionales.
Anita Diminuta