¿Eres consciente de cuánto puede cambiar la imagen de un dormitorio infantil o un cuarto de juegos infantil eligiendo la alfombra apropiada? ¿Y te haces idea del grado de confort que ganan los juegos de tus hijos al disponer de una alfombra?

En este post te explico las tendencias existentes en el mercado en alfombras infantiles y te facilito algunas pautas para que puedas elegir con conocimiento de causa y  acertar de pleno con tu decisión.

 

Antes que nada, tienes que hacerte unas cuantas preguntas

Antes de entrar más en materia, y que te pongas a dar “palos de ciego”, conviene que te respondas a unas cuantas preguntas:

  • ¿Quieres una alfombra que valga para unos pocos años o que valga para bastantes años? O dicho de otra forma, ¿quieres que tu hijo o hija utilicen la misma alfombra según van creciendo o no te importa que sólo les acompañe mientras que son bebés, o hasta las 5 ó 6 años?
  • ¿Quieres que la alfombra sea claramente de niño o claramente de niña, o prefieres una forma polivalente?
  • ¿Se trata de un dormitorio compartido o exclusivo?
  • ¿Tienes que salvar la apertura de alguna puerta, o poder deslizar una cama nido o una silla de ruedas, o cualquier otro elemento cuya movilidad se pueda ver interferida por las medidas y el alto del pelo de la alfombra?
  • ¿Te planteas que la alfombra sea sólo un elemento decorativo o además necesitas que proteja las caídas de tus hijos o que la puedan utilizar en sus juegos?
  • ¿Tienen tus hijos algún tipo de alergia o dificultad respiratoria?

Alfombras infantiles o alfombras polivalentes

Si te apetece una alfombra claramente infantil, bien para bebé o para niño pequeño, puedes elegir entre muchas opciones. A continuación te pongo algunos ejemplos:

  • Jarapas con tonos pastel
  • Alfombras con sus personajes favoritos de dibujos animados (Por ejemplo de Disney)
  • Alfombras con siluetas de animales, figuras o coches recortadas
  • Alfombras con circuitos de coches, trenes, o laberintos, pintados sobre su superficie, que pueden formar parte de sus juegos.
  • Alfombras con motivos del abecedario o con números, que tienen también una función educativa.

Alfombra infantil con silueta de coche recortada

 

En este caso, tal y como te sugería con las preguntas del apartado anterior, ten en cuenta si se trata de un cuarto exclusivo de niño o niña, o se trata de un cuarto que ahora o en el futuro puede ser compartido. La respuesta a esta pregunta te ayudará a centrar tanto los motivos decorativos como los colores de la alfombra.

 

 

Si por el contrario, te decantas por una alfombra que tenga recorrido, es decir, que no sea marcadamente infantil pero que se integre bien en una decoración infantil, básicamente tendrás que decidir entre alfombras o moquetas lisas y alfombras o moquetas multicolores, con estampados geométricos o de tipo abstracto.

Esta decisión depende del estilo decorativo con el que te encuentres más a gusto y si le quieres dar prioridad a transmitir una sensación de serenidad o a transmitir energía y vitalidad, tal y como ocurre con la alfombra de la fotografía que encabeza este post.

Para gustos se hicieron los colores

Las habitaciones infantiles se prestan más que ninguna otra al uso del color. Dicho lo anterior, y aunque el tema de los colores es tremendamente subjetivo, te comento algunas pautas.

  • Una decoración monocolor, es decir, en una única paleta de color, puede acabar cansando, tanto si se trata de un color pastel como de un color más intenso. Por ello, es aconsejable introducir elementos en colores neutros (blancos, beiges y grises) que rebajen la impresión de monotonía.

Alfombra infantil Hippy de KP

  • Una decoración multicolor no debe resultar demasiado saturada, es decir, se debe reservar el uso del color para algunos elementos, no para todos, y si la alfombra tiene mucho color, las paredes y el mobiliario deben tener poco, o a la inversa, si las paredes o el mobiliario tienen mucho color, la alfombra debe ser de tonos neutros.

Dormitorio infantil con alfombra en tonos azules y verdes

  • Una tendencia decorativa muy actual es que la paleta de color básica sea en tonos neutros, fundamentalmente en blancos y grises, introduciendo alguna pincelada de color adicional en unos cuantos elementos.

Habitación de juegos con alfombra infantil tipo jarapa en tonos grises

¿En qué medidas puedo encontrar las alfombras infantiles?

La mayoría de las alfombras infantiles rectangulares son de 120 cm x 160 cm o más pequeñas. Excepcionalmente, hay algún fabricante como Arte y Espina, de los que somos distribuidores en “entrecolores”, que tiene alfombras infantiles más grandes, en 140 cm x 200 cm, o que incluso fabrica en medidas especiales en algunos de sus modelos.

Si te planteas encargar una alfombra a media, te sugiero que eches un vistazo a los muestrarios del modelo Hippy de la marca KP, cuyos colores son perfectos para alfombras infantiles y que te permiten incluso hacer combinaciones tipo puzle en la misma alfombra.

Es importante que a la hora de tomar la medida de la que dispones, tengas en cuenta cualquier elemento existente en la habitación cuya movilidad se pueda ver comprometida por la alfombra (puerta de armario, cama nido, silla de ordenador con ruedas, etc.). En este caso tienes dos opciones, o reducir la medida de la alfombra, liberando la superficie necesaria para la apertura o deslizamiento del elemento a desplazar, o elegir una alfombra o moqueta cuyo grosor no impida el movimiento o desplazamiento de dicho elemento.

Si te decantas por una alfombra o moqueta con poco grosor, son muy buena opción tanto las alfombras de fibra natural como las alfombras de vinilo, con la ventaja para estas últimas de su facilísima limpieza, sólo con un paño húmedo.

Una alfombra redonda puede ser muy buena solución para salvar la apertura de una puerta. Las alfombras infantiles redondas se suelen fabricar en diámetros de 120 cms ó 130 cms, aunque también las hay más pequeñas. De hecho, una opción que se utiliza en ocasiones es “esparcir” por el suelo varias alfombras redondas de 60 cms, combinando diferentes colores.

 

¿En qué materiales se hacen las alfombras infantiles?

Las alfombras infantiles, de verdad, es decir las que tienen motivos de bebés o de niños, las puedes encontrar en lana, fibra acrílica, algodón y últimamente, están empezando a desarrollarse las de material plástico.

Si no te ciñes a alfombras netamente infantiles, se te abren las posibilidades, y también podrás encontrar alfombras o moquetas de fibras naturales (tipo sisal) y alfombras o moquetas de vinilo.

Alfombra de fibra natural en dormitorio infantil

En el caso de que tu hijo tenga algún tipo de alergia o dificultad respiratoria, los mejores materiales que puedes elegir son el algodón, la fibra natural y el vinilo, puesto que retienen mucho menos el polvo.

 

Confío en que este post te haya ayudado a entender los factores que tienes que valorar para elegir las alfombras infantiles más mágicas… Si quieres verlas y tocarlas “en directo”, te animamos a visitar nuestra tienda de entrecolores en Alcobendas. Estaremos encantados de ayudarte.

¡Gracias!